Regresa el PRI a Palacio Nacional; promete Peña transformar México
2 de diciembre - 2012

Sábado 01 diciembre 2012 |Ciudad de México| Agencias.- Investido como el Presidente 66 en la historia de México, el priísta Enrique Peña Nieto, de 46 años de edad, llamó ayer a los mexicanos a “transformar el País” para construir un “México en paz, con inclusión social y próspero”, que sea una “potencia” con voz propia en el siglo 21.

En su primer mensaje, anunció una ambiciosa agenda de reformas que elimine los obstáculos —“moveremos todo lo que se tenga que mover”— que impiden el crecimiento de la segunda economía de América Latina.

La toma de posesión se produjo entre protestas de los Diputados de la izquierda y enfrentamientos en las calles de cientos de jóvenes con policías antimotines, que dejaron una veintena de heridos y más de 60 detenidos.

Peña Nieto juró emocionado su cargo en la Cámara de Diputados y acto seguido el presidente saliente, Felipe Calderón, le entregó la banda presidencial.

La ceremonia transcurrió sin sobresaltos, más allá de algunos gritos y abucheos; pero nada que ver con el espectáculo de 2006.

Posteriormente, en Palacio Nacional, el flamante Presidente tomó protesta a los miembros de su Gabinete, a quienes exigió “compromiso, honestidad y pasión por servir a México”.

Prometió llevar a cabo reformas que pongan fin a la desigualdad —“somos un país donde pocos tiene todo”—, y la impunidad —“no habrá seguridad mientras no haya justicia”—.

Peña Nieto anunció 13 medidas para poner a México en movimiento, “rompiendo con los mitos y paradigmas que han impedido el crecimiento” del País.

Anunció un Programa Nacional de Prevención del Delito, para recuperar el tejido social, así como la aplicación inmediata de la Ley de Víctimas.

Se comprometió a aprobar una reforma educativa, con nuevas bases para la carrera docente, lo que augura un choque de trenes con la dirigente magisterial Elba Ester Gordillo; un plan de infraestructura y transportes, con especial desarrollo de los trenes de pasajeros, y más competencia en telecomunicaciones con la concesión de dos canales de televisión abierta.

En el ámbito económico, Peña Nieto anunció un proyecto de ley de Responsabilidad Hacendaria que ponga orden el altísimo endeudamiento de los Estados, así como medidas de austeridad en el gasto público con el objetivo de déficit cero en los presupuestos del año que viene.

También prometió una reforma constitucional para que exista un único Código Penal de aplicación nacional. Actualmente hay 33 códigos que emiten sentencias distintas para idénticos delitos.

Ofreció poner en marcha en los próximos 60 días una Cruzada Nacional contra el Hambre, en la que se quiere involucrar a la sociedad civil y a todos los órdenes de Gobierno.

Otras medidas fueron un plan de apoyo económico a las madres de familia, garantizándoles la educación de sus hijos aunque no tengan recursos, y una partida presupuestaria para que los mayores de 65 años tengan una pensión.

Las 13 primeras decisiones
1. Crear un programa nacional de prevención del delito.
2. Respaldo a las víctimas de delitos.
3. Unificación de códigos penales.
4. Cruzada contra el hambre.
5. Seguro de vida para madres.
6. Pensión a la tercera edad.
7. Reforma educativa.
8. Infraestructura.
9. Trenes de pasajeros.
10. Mejores telecomunicaciones y más canales de TV.
11. Regular las deudas estatales.
12. Responsabilidad fiscal.
13. Austeridad presupuestal.

Desquician protestas antiPeña al DF; detienen a 65  

La jornada del cambio presidencial en México quedó marcada por la violencia registrada en distintas partes de la capital mexicana, donde durante varias horas manifestantes sostuvieron enfrentamientos con la Policía.

También hubo manifestaciones violentas por la llegada a la Presidencia de Enrique Peña Nieto,  afuera de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, y por las redes sociales se reportaron ataques a la casa de la titular de Sedesol, Rosario Robles.

Marcelo Ebrard, Jefe del Gobierno del DF, condenó los “actos de barbarie” y calificó la situación como una “provocación”.

“Nunca habíamos tenido en la Ciudad de México una provocación de este tamaño, esto no tiene nada que ver con una protesta políticamente aceptable”, dijo Ebrard. Las autoridades informaron de 65 detenidos. La Cruz Roja reportó un herido grave.