Incontrolable corrupción a todos niveles, reprocha Lorena a García Luna
30 de noviembre - 2012

15:28 Viernes 30 noviembre 2012 |Ciudad de México| Redacción.- “Durante el presente sexenio se incrementó considerablemente el presupuesto para las instituciones encargadas de la seguridad pública en México, pero en lugar de disminuir la violencia y la delincuencia en el país, éstas se incrementaron dramáticamente”, expresó la Senadora Lorena Cuéllar Cisneros ante la comparecencia del Secretario de Seguridad Pública, Ing. Genaro García Luna ante Comisiones Unidas de Seguridad Pública y Derechos Humanos.

Y es que la Defensa Nacional, la Marina, la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública, fueron las destinatarias de ese aumento de presupuesto (siendo ésta última, la que mayor incremento tuvo, pues pasó de 13 mil millones a 40 mil millones para sus gastos, aproximadamente).

Durante su intervención, Cuéllar Cisneros destacó que según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), del 2007 al 2011 el número de homicidios pasó de 9 mil a 27 mil; pero, los datos proporcionados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que no concuerdan con los anteriores, dicen que de diciembre del 2006 a mediados de este año, se cometieron cerca de 97 mil homicidios dolosos.

“Aunque únicamente hago referencia a estos datos, pues en tan corto tiempo no podrían abarcarse todos los necesarios correspondientes a otros delitos, lo hago porque reflejan lo que ha sucedido con las acciones emprendidas por el gobierno federal en temas como los de: la depuración de los cuerpos de seguridad mediante las pruebas de confianza hechas a los elementos que las integran, la adquisición de equipamiento, la capacitación, los convenios de coordinación incluso con otros países, las acciones anticorrupción, el impulso de iniciativas como la reforma penal que abarca todo el país y otras más que usted conoce”, explicó la Tlaxcalteca al dirigirse al aun secretario de seguridad pública, Ing. Genaro García Luna ante Comisiones Unidas de Seguridad Pública y Derechos Humanos.

Lorena Cuéllar lamentó que; “ante más incremento de recursos económicos para la seguridad pública, en lugar de producirse la disminución o erradicación de la violencia,  de la corrupción, de la delincuencia y del crimen organizado, lo que se ha obtenido es un aumento, diría una explosión enorme e incontrolable. Parece que no hay dinero que alcance ni acciones que valgan, para ya no digamos abatir, sino para disminuir por lo menos un poco, todo eso que ha lastimado, sigue lastimado todos los días y que por lo que se observa, seguirá lastimando, a la gente de este país”.

Lorena Cuéllar reprochó a García Luna no acatar las recomendaciones emitidas por la CNDH; “no vimos durante la presente administración una actitud decidida del gobierno federal para realizar acciones contundentes contra el lavado de dinero, no obstante la naciente Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita. Usted es todavía el servidor público responsable, Señor Secretario de la Seguridad Pública: ¡La sociedad necesita una explicación MOTIVADA Y FUNDADA, MUY AMPLIA DEL PORQUÉ NO ACEPTÓ LAS RECOMENDACIONES EN MENCIÓN Y POR QUÉ, NO HA CUMPLIDO COMPLETAMENTE CON UNA DE ELLAS.

Además de qué necesitamos saber ¿por qué del fracaso de las instituciones de seguridad pública del país para frenar y erradicar el dramático aumento de la delincuencia, en todas sus manifestaciones?

¡Se necesita una explicación muy amplia del por qué, ante el aumento significativo del presupuesto de las Instituciones encargadas de la seguridad pública, para combatir dicho incremento de la delincuencia, lo que se obtuvo fueron resultados exactamente contrarios a los que podrían esperarse!;

¡Se necesitan verdades, aunque parezca esta afirmación más una ilusión  que una necesidad, proveniente de una palabra en franca decadencia o más bien en total desuso!;
¡Se necesitan respuestas veraces, aunque duelan o afecten a quien  o quienes tengan que afectar,  que nos permitan orientar  el trabajo que tenemos que hacer desde este Congreso.”

Hay que destacar que, en todo momento el Secretario de Seguridad Pública se mostró evasivo e indiferente a los cuestionamientos de los Senadores integrantes de las Comisiones Unidas de Seguridad Pública y Derechos Humanos, quien permanentemente se guareció bajo la protección de los senadores panistas.