Culto a la personalidad
29 de noviembre - 2012

En 1 minuto con 17 segundos –gracias a dios; qué tal si fuera media hora- el presidente municipal de Tlaxcala aparece como el héroe, el actor principal de un video promocional

Mr. Tlx

Pues resulta que los tiempos del culto a la personalidad llegaron, y llegaron para quedarse con el alcalde de Tlaxcala Pedro Pérez Lira quien comenzó a difundir por la red social Youtube su segundo informe de gobierno.

En 1 minuto con 17 segundos –gracias a dios; qué tal si fuera media hora- el presidente municipal aparece como el héroe, el actor principal del video promocional.

De por sí es desagradable a la vista su rostro, y no me refiero a lo feo o guapo de una persona –hay quienes tenemos belleza interior- sino que su rictus siempre es el mismo, inexpresivo a las emociones y sentimientos.

Ahora verlo durante más de 1 minuto frente a cámara resulta una ofensa para los cibernautas que tuvimos la desgracia de encontrarnos con su promocional en esos momentos en los que no tenemos nada que hacer y andamos en busca de videos en la red.

Pero el tema no es sólo verlo fingiendo sonrisas, o simulando un sentido humanitario y social, sino que en sí, el video resulta carente de información, eso sí, se cuelga de las obras del gobierno estatal o de los escasos encuentros que ha tenido con el mandatario Mariano González Zarur, para tratar de evidenciar que existe un reconocimiento a su administración.

La música, qué decir, bastante simplona y más bien parece que escuchamos una melodía desajustada para el vals de la quinceañera.

Las imágenes -las otras en las que no aparece Pérez Lira- evidencian pereza del productor del promocional. Un solo evento abarca la mayoría del contenido gráfico.
Por cierto, se trata de un acto cultural en el que aparece una compañía hindú, siií, hindú, al autor del video le importó poco las camadas de hue hues, las obras de teatro, o las presentaciones de danza regional, no, para los capitalinos, o mejor dicho para el alcalde, resulta un logró haber traído a la compañía extranjera.

Y luego el resto, bueno, sin ton ni son, lo mismo aparecen artesanías de madera que un tinaco de agua, o el mismo Pedro abrazando a su esposa. En conclusión no hay idea de la realización.

La voz off es de lo poco que se salva, aunque el slogan “gobernamos de la mano de la gente” debería ser sustituido por: “quiero ser diputado, voten por mí”.

En estos días mandaré a mis corresponsales para indagar en cuánto salió la producción y qué empresa fue la encargada de realizarlo, en primero para ver si no le tomaron el pelo al alcalde con la porquería que le hicieron, y segundo para jamás contratar a dicha productora.

Si nos dicen que fue el área de comunicación social la encargada de la edición, ni modo, es momento de pensar en despedirlos por su falta de idea.

Nos leemos la próxima semana