Una ley de cultura para Tlaxcala
15 de noviembre - 2012

* Dip. Mildred Murbartián Aguilar

La cultura es patrimonio de la sociedad y su preservación, promoción, difusión e investigación en la entidad corresponde a las autoridades, a las organizaciones sociales, privadas y en general a todos los habitantes del estado de Tlaxcala.

Además de las bellas artes, las letras y las humanidades, la cultura también implica derechos fundamentales del ser humano, concepciones del mundo, ideas, sistemas de valores, pertenencia a una comunidad, prácticas y sensibilidades compartidas, estilos de vida, gustos, creencias, tradiciones y costumbres.

La cultura significa libertad, uso de las capacidades creativas, fomento a la imaginación, humanismo, cohesión social, diversidad, pluralismo, tolerancia, expresión y diálogo, identidades múltiples, reconocimiento de los otros, goce estético, potencial inmenso para el desarrollo, vía de movilidad, generación de empleo, bienestar social, gobernabilidad y democracia.

En este sentido, el Estado debe promover los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo su diversidad en todas sus manifestaciones y expresiones con pleno respeto a la libertad creativa.

He propuesto en tribuna ampliar y consolidar estos esfuerzos, para impulsar una Ley de Cultura que incluya un marco jurídico actualizado y moderno, que favorezca el desarrollo de esta actividad, apoyando a los creadores y promover la excelencia artística en todas sus expresiones.

El motivo de esta propuesta es propiciar el desarrollo cultural en el estado en su diversidad de manifestaciones asegurando el derecho de acceso a la cultura; una política de estado en materia de desarrollo cultural; organización y funcionamiento de la entidad cultural y participación ciudadana; y estrategias en su desarrollo.

Además de respeto absoluto a las libertades de expresión y asociación dentro del marco de la Constitución federal y estatal, considerando esencial el rechazo a las expresiones discriminatorias por cualquier condición de edad, sexo, estado civil, origen étnico, idioma, religión, ideología, orientación sexual, origen o posición social, trabajo o profesión, posición económica, aspecto físico, capacidades diferentes, entre otras.

En los diferentes capítulos, se destaca el derecho fundamental a la cultura; política cultural de Estado; organización, funcionamiento de la entidad cultural y participación ciudadana; festividades culturales; además de involucrar a las instituciones y autoridades como responsables de la cultura y un fondo estatal para su promoción; así como la información, difusión y vinculación.

Se pretende crear el fideicomiso denominado Fondo Estatal para la Promoción Cultural, que será el instrumento financiero del Gobierno o institución rectora sobre la cultura para administrar los donativos, herencias y legados que le sean otorgados por personas físicas o morales, nacionales o extranjeras.

Esto, con el objeto de sufragar una o más de las actividades y acciones incorporadas en el programa, especialmente para el otorgamiento de apoyo financiero, técnico y logístico al desarrollo cultural.

Asimismo, con la aprobación de esta ley, se creará la Entidad Cultural integrada por los poderes Ejecutivo y Legislativo, gobiernos municipales, representantes de la iniciativa privada, sociedad civil, creadores culturales y asociaciones civiles.

Esta Iniciativa de Ley, busca en primer lugar, definir los principios generales que deberán regir la política cultural en el estado, consagrando el derecho fundamental del acceso a la cultura y garantizando la libertad de creación y circulación de los productos culturales.

Por lo anterior, como diputada integrante de la LX Legislatura local, quiero destacar que con la creación de este nuevo ordenamiento, Tlaxcala se sumaría a las entidades que cuentan ya con leyes para promover localmente el desarrollo cultural.

Por lo que nuestro principal objetivo, es que se cree un marco jurídico regulador que atienda a cada una de las expresiones culturales y dé cabida a los cuestionamientos, necesidades y obligatoriedades del Estado para cumplir con esta función.

Aunado a ello, desde el Congreso local, buscaremos los consensos y acuerdos necesarios para que nuestro estado, cuente lo más pronto posible con este ordenamiento, haciendo énfasis y exhortando a mis compañeros diputados para apoyar esta propuesta y aportar ideas que garanticen el beneficio de nuestro estado.

*Integrante de la LX Legislatura