Reviven diputados supuestas canonjías tras calificación de cuentas
6 de noviembre - 2012

14:25 Martes 6 de noviembre 2012 |Tlaxcala| Gerardo Orta.- El diputado panista Justo Lozano Tovar, calificó de vergonzosa la aprobación de la cuenta pública del Poder Ejecutivo que avalaron diputados, en su mayoría priístas, a quienes pidió no ser comparsas ni parches de la administración estatal.

Durante la sesión pública ordinaria de este martes, el coordinador de la bancada panista refirió que como pandillas llegaron algunos diputados del PRI y otras fracciones a votar a favor de un daño patrimonial para Tlaxcala superior a los 950 millones de pesos.

El legislador hizo referencia a las declaraciones que vertiera su homólogo panista Alejandro Aguilar López, en el sentido de que algunos diputados habían recibido prebendas para poder aprobar algunas cuentas que se mantenían en sentido negativo.

Al respecto Justo Lozano dejó abierta la posibilidad de que la próxima semana presentará pruebas concretas de aquellos diputados que habrían recibido recursos económicos a cambio de modificar el sentido de las cuentas públicas.

Y agregó: “Hay diputados a los que se les tendría que hacer un juicio para que se vayan a la cárcel, (…) Lo que debe causarle vergüenza a los diputados que hayan votado las cuentas es el grave daño patrimonial del Ejecutivo y sus delincuentes en contra del pueblo de Tlaxcala”.

El panista insistió en la necesidad de que los integrantes del Poder Legislativo se quiten la etiqueta del “diputado ratero” al votar a favor de daños patrimoniales millonarios. Justo Lozano justificó sus dichos al afirmar que como oposición debe señalar los malos manejos que realice el partido en el gobierno, y sobre todo no tener temor al señalar a aquellos que funjan como comparsas de un Poder.

Bajo el mismo tema, el diputado integrante de la bancada del Partido Socialista, Jorge García Luna, se pronunció a favor de que el diputado Justo Lozano presente las pruebas de las supuestas prebendas y canonjías que habrían recibido algunos legisladores a cambio de aprobar cuentas públicas.

El también integrante de la Comisión de Finanzas aseguró que el trabajo de fiscalización se realizó de manera legal y en donde quedaron fuera las prácticas corruptas para cambiar los dictámenes reprobatorios.

Por su parte el priísta, Francisco Javier Romero Ahuactzi, indicó que la bancada tricolor en todo momento buscó la gobernabilidad de Tlaxcala al aprobar las cuentas públicas, las cuales recordó, aun tienen observaciones pendientes por solventar.

El tricolor también se sumó al llamado de presentar pruebas de los recursos que habrían recibido diputados tras la aprobación de cuentas, pues se deslindó de cualquier posibilidad de que él haya recibido dinero del Ejecutivo, municipios u organismos.

En su intervención, el diputado panista Fortunato Macías Lima, pidió a los legisladores que no “fijan demencia” en torno a la información que el Órgano de Fiscalización Superior manejó en torno a las cuentas públicas, pues ésta fue pública y pudo ser obtenida bajo solicitud al mismo ente fiscalizador.

Macías Lima acusó al PRI de violar de manera constante desde la Mesa Directiva, la ley orgánica del Congreso, así como el reglamento interior y por otro lado lamentó que la soberbia de los legisladores priístas les haya llevado a traicionar a la conciencia de los tlaxcaltecas que les ofrecieron el voto.

Algunos diputados presentes en la sesión de este martes, se mostraron sorprendidos por las declaraciones que vertieron los que expusieron argumentos ante el pleno, particularmente sobre las declaraciones de Justo Lozano Tovar.