IET también aduce intereses políticos en reprobación de cuenta 12:39
31 de octubre - 2012

Miércoles 31 de octubre 2012 |Tlaxcala| Gerardo Orta.- El Presidente del Consejo del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), Salvador Cuahutencos Amieva, también acusó intereses personales en la reprobación de cuentas públicas por parte del pleno del Congreso del Estado.

Al referirse a la no aprobación que registró la cuenta pública del IET correspondiente al ejercicio fiscal 2011, Salvador Cuauhtencos destacó que en la revisión de cuentas existe una clara lectura de que los procedimientos se están llevando a cabo de forma política.

Con ello, el funcionario se suma a los actores políticos que han acusado al Congreso del Estado de haber calificado cuentas públicas de manera arbitraria y alejada de la transparencia.

Incluso, el Presidente del Consejo del órgano electoral local apuntó que ha afectado la coyuntura que representa el proceso de renovación que llevará a cabo el Congreso del Estado en próximas fechas.

Salvador Cuauhtencos remarcó que las observaciones que le notificó el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) ya han sido solventadas, sin embargo no fueron aceptadas por el mismo ente fiscalizador.

Particularmente, recordó que son cuestiones en torno a bienes del instituto que ya fueron documentadas pero que en el proceso de revisión han existido algunas irregularidades por parte del mismo OFS al momento de dar respuesta a los pliegos de solventación del IET.

“Creemos y estamos seguros que nos asiste la razón y vamos a tomar las medidas administrativas y legales del caso. El IET tiene regularidad y estamos seguros que nos asiste la razón y tendremos que actuar en consecuencia”, sostuvo.

En cuanto a los supuestos bonos millonarios que se auto otorgaron los consejeros del IET, Salvador Cuauhtencos destacó que el ente fiscalizador aun no ha enviado información al consejo respecto al salario real que percibe un Magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), toda vez que el que se argumentó para reprobar la cuenta no contempla prestaciones importantes que reciben dichos funcionarios.

“Hay ingrediente político en la renovación del consejo general y es algo natural, porque los intereses de los partidos, de la ciudadanía y de los proyectos políticos para el próximo año y es natural que haya una efervescencia. Eso es parte de la política que vivimos plenamente los ciudadanos tlaxcaltecas”, concluyó.