Cerró con éxito sus actividades festival “La muerte tiene permiso”
31 de octubre - 2012

Miércoles 31 de octubre 2012 |Tlaxcala| Redacción.- Con una asistencia importante  por parte de la comunidad estudiantil y de la sociedad en general, concluyó el XXlV festival “La muerte tiene permiso”, que organizan los estudiantes de la Licenciatura en Literatura Hispanoamericana de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), informó el Mtro. Alberto Aguilar Carmona, Coordinador de la Licenciatura  en Literatura Hispanoamericana.

Sobre la realización del festival “La muerte tiene permiso”, el Mtro. Alberto Aguilar  indicó que este evento cuenta ya con una amplia trayectoria cultural en la entidad en virtud que se han buscado distintas maneras de abordar el tema de la muerte, propiciando el ambiente lúdico de los mexicanos a través de los concursos de calaveras, ofrendas, disfraces y cuento.

Apuntó que el objetivo primordial es el conservar y preservar las tradiciones mexicanas que a lo largo del devenir histórico han dado identidad a nuestra sociedad. Comentó que este festival se ha convertido en punto de reunión para importantes intelectuales y para estudiantes de los programas educativos afines de universidades como la Nacional Autónoma de México y la Veracruzana.

También, el Mtro. Alberto Aguilar subrayó que como resultado de esta convivencia cultural y de los concursos que se realizan y que son parte medular esta actividad, en el caso de las calaveras la composición ganadora  denominada “A mis maestros” fue autoría de la Mtra. Laura Vallejo Hernández de la Licenciatura en Lenguas Modernas Aplicadas. El segundo lugar correspondió a “De compritas por la UAT”, sin seudónimo, de Chrystian Pérez Minor, estudiante del tercer semestre de la Licenciatura en Literatura Hispanoamericana. La mención honorífica fue para “Mexicanos…” de Tezcatlipoca, de Dante Morales Maldonado, también estudiante de Literatura Hispanoamericana.

En cuanto a los resultados del certamen de cuento, en primer lugar se ubicó Anima-Animus, sin seudónimo; el misterio, la ambigüedad y lo conciso del relato permiten más interpretaciones, el autor es Pablo Ignacio Pimentel Hernández, exalumno de la Licenciatura en Literatura Hispanoamericana, generación 2000-2005. El segundo lugar correspondió a Muertes inconexas, del seudónimo «Mar». El relato es un singular planteamiento temático y narrativo; el tratamiento lingüístico evade, sin lugar a dudas, los molestos clichés sobre la muerte. La autora es Lilia Guadalupe Conde Ahuatzi, también  exalumna de la Licenciatura en Literatura Hispanoamericana de la generación 2000-2005.

Se entregó mención honorífica a Dios, la muerte y la humanidad, del seudónimo «Catalán Vulgar». El humor y la personificación de una muerte cibernética es un buen intento para modernizarla, de la autoría de Gerardo Lima Molina, licenciado en Relaciones Internacionales  en la UPAEP.

Por lo que respecta al concurso de ofrendas, el primer lugar fue para “Homenaje al Mtro. Luis González y González”, de la Licenciatura en Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la Autónoma de Tlaxcala. En segundo lugar, Homenaje a Chavela Vargas de la Licenciatura en Antropología de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAT.

Por último, las posiciones del concurso de disfraces quedaron de la siguiente forma: primer lugar para “Catrina” de la estudiante Fátima Aguilar Juárez, de Lenguas Modernas Aplicadas; segundo lugar para “La Llorona”, también de Lenguas Modernas Aplicadas.