Asegura Lorena que en 2013 habrá voto de castigo para el PRI
27 de octubre - 2012

Viernes 26 de octubre 2012 |Tlaxcala| Gerardo Orta.- La Senadora perredista Lorena Cuéllar Cisneros, avizoró un voto de castigo para el priísmo de Tlaxcala, ya que consideró que son “malos” los resultados que han arrojado las administraciones tricolores.

En entrevista, la también diputada local con licencia lamentó que su ex partido político no dé buenas cuentas a la ciudadanía que le confió el voto en el pasado proceso electoral local, situación que de acuerdo a la Senadora, será observada en los comicios del 2013.

“Todo eso afectará porque cuando no haces buena administración la gente da el voto de castigo”, sentenció.

Al referirse a la elección intermedia que se desarrollará en 14 estados del país, incluido Tlaxcala, Lorena Cuéllar confirmó que ya es militante perredista e incluso es Consejera Nacional y destacó que se esperan buenos resultados para la izquierda local en los próximos comicios electorales.

Lo anterior al acudir a Tlaxcala para encabezar el Foro Economía y Productividad, el cual contó con la participación de ponentes de importante trayectoria en la administración pública en el Gobierno del Distrito Federal.

Lorena hizo énfasis en la necesidad de crear estrategias que le permitan al estado de Tlaxcala generar condiciones laborales óptimas y que aporten una economía sana a las familias tlaxcaltecas, pues actualmente hay estancamiento en muchos rubros.

Entre los temas que destacaron dentro de la realización del foro fueron: Políticas públicas para una nueva orientación de la economía; Asesoría, capacitación laboral y creación de nuevos empleos; y Relación con el sector productivo de Tlaxcala.

En este marco la legisladora federal también abordó el tema de la reforma laboral, la cual dijo, es regresiva y atenta contra los derechos humanos de los trabajadores, además de que únicamente beneficia a las clases del poder, patrones y empresarios.

Cuéllar Cisneros remarcó que la reforma que recientemente fue regresada a la Cámara Baja, es inconstitucional ya que se están eliminando los derechos laborales que a través de los años han permitido tener prestaciones a la clase obrera en el país.

Confió en que los diputados puedan modificar las propuestas presentadas por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, a fin de beneficiar de manera amplia a los trabajadores mexicanos.