Nuevo sistema de justicia penal
26 de octubre - 2012

*Dip. Vicente Morales Pérez

La procuración de la justicia sigue siendo un tema pendiente en nuestra en entidad tlaxcalteca, pero sin lugar a duda, con la aprobación de la Ley Orgánica de la Institución del Ministerio Público del estado de Tlaxcala, traerá muchos beneficios que se verán reflejadas en la satisfacción de quienes acuden a una institución a demandar una justicia más pronta y expedita.

Esta nueva ley proporcionará nuevas herramientas a la Procuraduría General de Justicia del estado, porque permitirá que cuente con una ley acorde al sistema de justicia penal acusatorio, así como fortalecer la Institución del Ministerio Público y dotarla de instrumentos jurídicos a efecto de alcanzar una justicia más pronta.

Sin embargo, también debo señalar que en esta ley es necesario que sigamos trabajando para contemplar más facultades que permitan dar una atención adecuada a los ofendidos o a quienes acuden al misterio público a demandar la procuración de la justicia.

Esto tienen que ver con un proceso de transformación en el que estamos viviendo todos los mexicanos a partir de la reforma del 18 de junio del 2008, en la que se establece que en todos los estados de la República Mexicana se debe implementar el nuevo sistema de justicia penal.

En virtud de ello, hay 11 estados del país que han avanzado con este sistema de justicia penal; en Tlaxcala no somos la excepción y estamos obligados constitucionalmente a poner en marcha el nuevo modelo.

En esta ocasión nosotros como legisladores, ya hemos aprobado ordenamientos muy importantes como la Ley de Ejecución de Sanciones y Medidas Restrictivas de la Libertad y el Código de Procedimientos Penales para el estado de Tlaxcala, este último como médula de todo lo que tiene que ver con el proceso penal.

Quiero resaltar que la importancia de la nueva Ley que aprobamos el 16 de octubre en el ayuntamiento de Calpulalpan, radica en transformar el andamiaje jurídico indispensable para asegurar la efectiva persecución de los delitos, pero sobre todo, transformar la estructura de la propia Procuraduría General de Justicia del estado para atender y enfrentar nuevos retos.

Asimismo, destaco la creación de la unidad de atención a las víctimas de los delitos, que instrumentará y vigilará la aplicación de los protocolos de atención de solicitudes y de evaluación del grado de riesgos relacionados con la atención y protección de víctimas y testigos.

Así como verificar que se informe mensualmente a la Subprocuraduría de Operaciones, el resultado de la atención y apoyo que se otorga al usuario de forma gratuita, a través de reportes estadísticos, con la finalidad de tener un control de la información.

Por su parte, las autoridades del organismo público tendrán que basarse en los principios de presunción de inocencia, el de publicidad, la contra dirección, la concentración, la continuidad, la inmediación, la legalidad, la independencia, la unidad, el profesionalismo, la disciplina y el respeto de los derechos humanos.

Quienes no se sujeten a estos principios lógicamente estarán fuera de las disposiciones de servicio civil de carrera, de ahí que la legalidad, la objetividad, le eficiencia, el profesionalismo, la honradez y el respeto a los derechos humanos serán reconocidos a cada una de las personas que participen en los procesos legales.

Sin embargo, considero que es importante que como diputados sigamos trabajando y que en lo subsecuente podamos dar más elementos para que los ofendidos o víctimas de algún delito, puedan ser atendidos de mejor manera, pues basta la exigencia del ministerio público y preguntarles, a quienes han sido víctimas de algún delito, si son atendidos de manera correcta y si después son apoyados para el efecto de restituirlos en sus derechos.

Mi comentario es en el sentido de resaltar el orden de las bondades de la nueva Ley Orgánica de la Institución del Ministerio Público del estado de Tlaxcala para asegurar el adecuado respeto de los derechos de todos los involucrados en el proceso penal: la víctima, el ofendido y el imputado; partiendo de la presunción de inocencia para este último.

El nuevo rol del ministerio público en el nuevo Sistema Penal Acusatorio, se describe genéricamente la investigación de los delitos corresponde al ministerio público y a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción y mando de aquel en el ejercicio de esta función.

Por lo que hago un atento exhorto a los involucrados con este nuevo sistema a poner el mejor de su empeño para que la sociedad cuente con instituciones adecuadas y confiables para intervenir en la investigación de los delitos, lo que requiere un proceso gradual pero intensivo de formación del servicio de carrera en la policía y a la certificación de competencias y controles de confianza de sus integrantes.

Diputado integrante de la LX Legislatura