Nueva nota de prueba
19 de octubre - 2012

 

MÉXICO, DF., octubre 19 (EL UNIVERSAL).- Ángel tiene 14 meses de nacido y una madre que intentó matarlo con fuego, Guadalupe Torres Reyes, una mujer que es adicta y quien tras discutir con su esposo, amenazó con quemar al menor y después, suicidarse.

Ella tiene 22 años y lleva dos como pareja de Jesús Daniel Medina Ortega; además de un hijo en común, ambos compartían el gusto por el alcohol, las drogas y las peleas conyugales.

Así lo indican los antecedentes de violencia en el domicilio de los Medina Torres, en la unidad ubicada en la colonia Paraje Zacatepec, en Iztapalapa.

Los vecinos han sido testigos de los arrebatos entre Guadalupe y Jesús desde que un tío de Jesús les alquiló una vivienda en el edificio “A”. Así, hace más de un año y medio, los llantos del bebé y los golpes entre la pareja no dejaban de escucharse en el departamento 101.

El papá de 25 años y su mujer solían escapar a la responsabilidad del cuidado de Ángel; rechazar las obligaciones eran, en mayor parte, las causas de sus enojos.

Él, empleado de una carpintería familiar, se encargaba de llevar dinero a casa. Ella, debía cuidar al bebé y ocuparse de los quehaceres domésticos.

El miércoles, ambos se olvidaron de sus tareas. Jesús llegó tarde y ebrio a casa. Ahí encontró a Guadalupe rodeada de cervezas y con una lata de pegamento. Tras una discusión, en la que presuntamente ella resultó golpeada por su esposo, Guadalupe amenazó con abandonar la vivienda que habitaban, pero el que lo hizo fue Jesús.