LA BARREDORA
17 de junio - 2019

Por Edgardo Cabrera

En el Tribunal Superior de Justicia del Estado nada cambió, por el contrario, las viejas prácticas están a la orden del día ya que el presidente Mario Jiménez llegó con la escoba para quitar a todos los que están vinculados con Héctor Maldonado, e imponer a sus cuates y también de los magistrados que lo apoyaron en el golpe de estado.

Además, el objetivo incluye cortar toda relación comercial con los proveedores favorecidos por el ex presidente, de donde se sabe existen contratos asignados con empresas supuestamente ligadas al ex contralor del estado, Hugo Temoltzin, una de ellas encargada del mantenimiento del edificio.  

En cuanto a las bajas, finalmente la semana pasada quedó firme la remoción de Giorgette Pointelin González, como Secretaria Ejecutiva, y Lilian Rivera Nava como Tesorera.

También del ex diputado del PRI, Ignacio Ramírez Sánchez, y en su lugar colocó a otro personaje político, ex priísta y ex aspirante a la CEDH, Francisco Santillán Cuautle.

En la secretaría particular fue impuesto Alfonso Méndez Acametitla, hermano del ex diputado local por el PRD Salvador, con lo que corrió a Ángel Magdiel Benítez. En la secretaría privada removió a Verónica Rodríguez Camarillo, hija de la ex magistrada presidenta del TSJE, Yolanda Camarillo, para colocar a María del Carmen Isabel Piedras.

A las bajas de sus cargos se suman Elsa Martínez y David Dan, para poner en comunicación social a Víctor Manuel Ávila e Hilario Hernández Cervantes.

A los removidos agregamos a la directora del instituto de especialización judicial, Rosalba Velázquez Peñarrieta, y el jefe del archivo judicial, Mauricio Rugarcía Hernández

Además, también designó a Marcos Tecuapacho y José Esteban Romero, quienes fueron colocados como jefe de la unidad de transparencia y protección de datos personales, y en la subdirección de recursos humanos y materiales, respectivamente.

Pero ahí no para la cosa, familiares, compadres y socios de los propios magistrados serán intocables y la lista es muy larga al grado de que se incluyen consejeros de la judicatura que se dieron el lujo de colocar hasta a sus parejas sentimentales los cuales ya cuentan con el amparo para no ser removidos.

DE TAL PALO…ASTILLA DE XICOHTENCATL  

Las cosas en el Patronato de Feria de Tlaxcala no andan muy bien, nos enteramos que algunos funcionarios enquistados desde el sexenio pasado operan con total impunidad y desfachatez, a tal grado que se presumen intocables.

Es el caso de “Don Arturo”, así lo conocen, y es quien controla la comercialización de feria y sobre quien pesan una serie de quejas por la venta de espacios a sobreprecio.

Comerciantes que prefirieron guardar el anonimato, advirtieron que dicho personaje acostumbra a pedirles un adelanto económico para “apartar” espacios preferenciales para la colocación de stands, el problema es que dicha aportación pareciera más bien “derecho de piso” ya que al momento de pagar por el lugar el anticipo no es descontado del valor original.

Los quejosos expusieron que el funcionario “pega parejo”, lo mismo establece cuotas de apartados para los grandes comerciantes, empresas e industrias, que para los pequeños mercaderes, algo que esperan pueda ser frenado este año porque ya no toleran esos abusos.

Y dicha anomalía no es de hoy, nos cuentan que se ha convertido en una practica establecida por “Don Arturo” quien, por si fuera poco, opera impunemente haciendo valer su condición de padre de la magistrada que sueña con ser presidente del TSJE.

EXPLICACIÓN

Una ola de cuestionamientos y dudas se hicieron presentes en las redes sociales tras el anuncio de la muerte del león blanco Xonotli, dado a conocer el viernes por el Zoológico del Altiplano.

Para acallar los rumores, ya veremos si el coordinador General de Ecología, Efraín Flores da la cara y explica el origen del mal cardiaco que padeció el joven felino y que lo llevó a la muerte, y es que según el comunicado emitido, especialistas veterinarios están investigando el caso.

El asunto es que Xonotli era el principal símbolo del zoológico y el origen de una camada de cuatro cachorros de león blanco que puso a Tlaxcala en la mirada internacional tras su exitoso proyecto de reproducción de esta especie considerada en peligro de extinción.

De ahí que se requiera escuchar a Flores y que no se esconda, no perdamos de vista que tras la exitosa reproducción del felino andaba como vedette por todos lados y medios.