VENDIMIA EN LA PANADERÍA
15 de abril - 2019


Por Edgardo Cabrera

Sin pelos en la lengua, el dirigente estatal del PAN, José Gilberto Temoltzin puso al descubierto presuntas malas prácticas cometidas por quienes controlaban el Comité Directivo Estatal que encabezaba el hoy diputado federal, Carlos Carreón Mejía

La acusación más grave tiene que ver con la presunta venta de las candidaturas del albiazul al mejor postor, o bien, el favoritismo de las mismas a los cuates de los liderazgos aliados al entonces líder estatal.

Si bien no quiso revelar los montos que pedían a cambio de inscribirlos como abanderados en los procesos electorales, enfatizó que él fue víctima de esas malas prácticas y en cada elección fue excluido ya que no comulgaba con el entonces Comité Estatal.

Dicha acusación se suma a aquella que hizo en torno a la mala situación financiera del partido que le heredó Carreón Mejía y que incluyó la negativa de sus funcionarios partidistas a dejar el puesto tras concluir la administración anterior, lo que derivó en el pago de indemnizaciones.

Y es que si bien los ex trabajadores identificados con los grupos de Carreón, Adriana Dávila y Adolfo Escobar estaban en su derecho laboral de ser indemnizados, lo correcto era que el presidente saliente cubriera esas liquidaciones conforme a la ley y con las prerrogativas que ejerció durante su administración.

Pero a pesar de las acusaciones y quejas en la panadería, todo parece indicar que simplemente se quedarán con la estridencia mediática ya que no existe la menor intención de proceder legalmente debido a que la contraloría panista ordenó “borrón y cuenta nueva”.

Con ello, qué cara tendrán algunos panistas, empezando por el propio diputado federal, para exigir transparencia a su adversarios políticos o denunciar supuestos actos de corrupción. 

CALMADOS

Por cierto que Temoltzin tampoco reconoció a los acelerados por ser candidatos a cualquier puesto para las elecciones del 2021, empezando con los que suspiran por la gubernatura.

Entrevistado días atrás en Mesa de Redacción, el panista los llamó a ponerse a trabajar en fortalecer el partido y hacerlo competitivo en lugar de anteponer sus ambiciones personales.

Y pareciera que el llamado fue, entre otros, para el que insiste en promocionarse fusilándose la marca de los calzones Zaga, el mismo que ha inventado encuestas donde se auto califica como “bien posicionado” entre el electorado.

Es claro que le despreocupa fortalecer el PAN y prefiere andar en su campaña de cafés, de padrino de fiestas infantiles, o tratando de patentar festejos propios de nuestra cultura (como el carnaval).

Este gris personaje primero debería explicar los pendientes que dejó en el Congreso local a su paso como diputado, uno de ellas, aclarar porqué no entregó información correspondiente a cuentas públicas de la legislatura pasada.

SIN PRECEDENTES 

Como nunca, los estudiantes de Tlaxcala tienen apoyos económicos para concluir su educación y evitar con ello la deserción.

El sistema estatal de becas está por enviar a seis tlaxcaltecas a China, lo que se suma a miles de beneficiarios de otros componentes que van desde los que concluyeron su educación media superior, hasta los que están cursando licenciaturas o un posgrado.

A los apoyos estatales se suman miles de becas que promociona el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

Con ello ya no hay pretextos para no estudiar en Tlaxcala. Lo malo es que no faltan politic@s que quieren utilizar estos apoyos para apuntalar futuras aspiraciones a un cargo de elección popular.