Argentina. Desempleado encuentra medio millón de dólares, los devuelve a su dueño y solo pide trabajar
19 de marzo - 2019

Sucedió en la ciudad de Nogoyá, provincia de Entre Ríos, donde José Sánchez vio como un empresario olvidada un maletín lleno de dinero en una plaza.

Fuente: RT

El gesto de José Sánchez, ciudadano argentino de la ciudad de Nogoyá, provincia de Entre Ríos, conmovió por su honestidad. El pasado sábado vio como un hombre se olvidaba un maletín en una plaza y al revisar el contenido se encontró con medio millón de dólares. A pesar de estar sin trabajo, decidió devolver todo el dinero.

Primero llamó a la Policía, pero al no obtener respuesta se comunicó con una radio local para avisar lo que había sucedido y así intentar contactar con el dueño del maletín. Luego regresó a la plaza y allí se encontró al hombre, que había regresado al lugar.

Se trataba de un empresario llamado Gustavo que le agradeció el gesto y horas más tarde le hizo dos ofertas para compensarlo. Primero le ofreció un millón de pesos (24.800 dólares), pero Sánchez lo rechazó. Luego le dijo que podía comprarle una casa –ya que actualmente José alquila junto a su esposa y sus dos hijas de cuatro y seis años–, sin embargo, tampoco aceptó.

El hombre le dijo que lo único que estaba buscando era un trabajo “en blanco”. Es decir, con todos los derechos laborales cubiertos como seguro social, aportes jubilatorios o vacaciones.

“Ese día comí Milanesas de Hígado, porque la plata no me alcanza, ya estoy acostumbrado. Hice lo correcto, solo quiero un trabajo en blanco para tener obra social”.

Fue así que el empresario, oriundo de la ciudad de Rosario, le prometió contratarlo cuando adquiera el predio termal ubicado en Nogoyá. Montará un emprendimiento turístico con el dinero que encontró el joven.

Mientras tanto, al difundirse la noticia, a José le llegaron distintas ofertas laborales. “De mañana, me dedico a hacer trabajos de pintura y por la tarde, soy panadero”, declaró a FM Libertad, la radio local a la que había avisado de su hallazgo.

Allí sostuvo que cuando encontró el maletín se puso “muy nervioso”. “Yo nunca vi en mi vida esa plata. No la conocía. La plata que conozco acá es la de 100 pesos, pero dólares jamás”, añadió. Finalmente, explicó que se decía a sí mismo: “No Dios, no me recompensés con esto porque yo soy un humilde trabajador. Mientras vos Dios, me des salud y trabajo, yo ya estoy contento”.