Trabajo en equipo
5 de febrero - 2019

Por Iliana Navarro D

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que trabaja de manera coordinada con el Gobernador Marco Mena para lograr que las estrategias de la Administración Federal beneficien a las familias tlaxcaltecas.

Se trata de una buena noticia, sin duda.

En lo que fue su primera gira en la entidad para la presentación de los Programas Integrales de Desarrollo, el Ejecutivo federal reconoció el trabajo de gestión que realizó el mandatario estatal para que se destinarán recursos a la mejora de caminos y carreteras estatales, así como para brindar facilidades para lograr la instalación de la Secretaría de Cultura en la entidad, como él mismo lo había ofrecido.

En este sentido, López Obrador anunció que en el Presupuesto federal 2019 ya están autorizados 681 millones de pesos para el mejoramiento de la infraestructura carretera.

Por lo visto, hay disposición de las partes para hacer equipo y dar resultados.

¿Y EL PLAN CONTRA LA INSEGURIDAD?

Por cierto, han pasado dos meses desde que el gobierno federal lanzó la estrategia nacional para combatir la inseguridad, y en Tlaxcala, no queda claro el papel que juegan las instituciones federales responsables de este sector.

Supimos que se integrarían mesas interinstitucionales, y hasta la delegada Lorena Cuéllar dijo que estaría comunicando a oficinas centrales el parte de seguridad, pero es la fecha en que la Delegación Federal no ha aclarado la manera en que las dependencias del gobierno federal operan en coordinación con el gobierno estatal para inhibir la delincuencia.

De hecho, tampoco se ha explicado por qué se excluyó a Tlaxcala de los beneficios del programa de atención al huachicol, a pesar de encontrarse en una región considerada de atención prioritaria por la incidencia de este delito federal.

DE CUERPO COMPLETO

El periódico Excélsior se dio tiempo para revisar la situación de los superdelegados en el país, y en el caso de Tlaxcala, pintó de cuerpo completo a la coordinadora estatal de programas sociales.

“Lorena Cuéllar Cisneros en su papel de superdelegada ha dejado entrever una actitud revanchista con el actual gobernador, con el que hasta el momento sólo se ha reunido un par de ocasiones”, refiere el reportaje publicado ayer en el rotativo nacional.

En efecto, como dice la publicación, el nombramiento de Cuéllar fue polémico, porque fue la ex candidata a la gubernatura por el PRD peleó hasta las últimas instancias electorales el triunfo con el actual gobernador Marco Mena.

Sin embargo, una vez que fue nombrada, comenzó a hacer señalamientos directos, como lo fue contra la ex delegada de Sedesol, Mariana González Foullón, hija del ex gobernador Mariano González, por supuestamente hacer un mal uso de los programas sociales, aunque nunca presentó pruebas de ello.

Aunque los nombramientos son meramente administrativos, los superdelegados se toman muy en serio su papel político, lo que en el caso de Tlaxcala se traduce en un protagonismo mediático que trata de ocultar el hecho de que la creación de la figura careció de verdadera planeación estratégica.

Comentarios: iliananavarro.tlax@gmail.com