Actores y escenarios: El “Apocalíptico”
21 de octubre - 2018

Por Esteban García

Las declaraciones “apocalípticas” del diputado Víctor Castro no pasaron inadvertidas para los trabajadores del Sindicato de la Secretaría de Salud (SNTSS) sección 27.

A través de un desplegado, lamentaron que, en su afán de captar reflectores, haya vertido afirmaciones graves e irresponsables desde la más alta tribuna en contra del sector Salud. Y es que el legislador denunció hechos delictivos en hospitales de la entidad, como el presunto robo de bebés y hasta el supuesto homicidio en quirófanos como represalia de médicos que reciben quejas.

Los sindicalizados le pidieron al congresista demostrar sus señalamientos, ya que no existe denuncia formal al respecto, y ni las instituciones estatales, ni las dependencias federales, ni las organizaciones internacionales, se han percatado de tales hechos que, por obvias razones, carecen de credibilidad.

Tras aludir a la “amplia imaginación surrealista” de Víctor Castro, los trabajadores de la Sesa le exigieron una disculpa pública. Pero ante ello, solo se ha evadido.

La representante del PRI en el Congreso local, Zonia Montiel, también le pidió de manera enérgica a su compañero de legislatura no realizar acusaciones sin sustento por su ego y protagonismo, y hasta ahora, Castro López solo ha guardado silencio.

Por algo será.

DE ALCANCES NACIONALES.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Ciudad de México ocupa el primer lugar nacional con más casos de trata de personas, pues de enero a agosto de este año se registraron 24.

Le sigue Chiapas con 21, Tlaxcala con 18, el Estado de México con 15 y Nuevo León con 12, lo que indica que este fenómeno delictivo no es exclusivo de una entidad federativa, ya que sus alcances son nacionales.

Recientemente, la presidenta de la Comisión “Unidos contra la trata”, Rosi Orozco, visitó la entidad para presentar la campaña “Corazones Unidos contra la trata”, a fin de promover la denuncia de este ilícito.

Fue relevante el hecho de que reconociera el trabajo que se emprende en Tlaxcala para enfrentar esta problemática, incluso la atención que dieron las autoridades al caso de Laura “N”., quien fue atacada sexualmente en San Cosme Mazatecochco, y el acompañamiento brindado a la víctima que permitió que su agresor fuera debidamente procesado ante la ley.

La activista hizo un llamado a las autoridades para avanzar en estrategias más efectivas que permitan encarar mejor la trata en México.

MÁS QUE ESTADÍSTICAS.

Definitivamente, la experiencia precede a Eduardo Valiente, titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

El Índice de Paz 2018, publicado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), un ente internacional, ponen a Tlaxcala como la segunda entidad más pacífica de México. Y las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, ubican al estado entre los cuatro con menor número de delitos cometidos en el país.

Sin embargo, el funcionario entiende que, aunque estas cifras son favorables y se puede constatar, no son suficientes cuando las familias o sus miembros sufren los efectos de la delincuencia.

Y justamente porque las estadísticas no dan tranquilidad a los ciudadanos, el comisionado asume el reto de la seguridad pública con objetivos concretos, como abatir el déficit de policías en campo.

Ello implicará sacar el mayor número de elementos posible a las calles para aumentar la cobertura territorial y dar así un mejor servicio a la ciudadanía.

Esperemos que la nueva estrategia de seguridad a su cargo se desenvuelva en términos de impacto en la percepción de la gente, para que dichas estadísticas se correspondan con la realidad cotidiana de la ciudadanía.