Independencia…. una tradición
17 de septiembre - 2018

Por David Pérez Toriz

La historia de México nos ha aportado muchas condiciones y situaciones a lo largo de los últimos 208 años, luego que verdaderos caudillos o líderes políticos y movilizadores iniciarán la independencia en México como el cura Hidalgo para dejar de estar sometidos al yugo de la corona española. La independencia es la formación o la restauración de un país inmediatamente después de la separación de otro del que solo formaba una parte. Un pueblo lleno de ideales ser libre en crecer económicamente, políticamente, socialmente.

Recordemos que en los debates de los presidenciables Andrés Manuel López Obrador dijo que se inspiraba en personajes de la historia de México quienes lograron grandes aportaciones para la soberanía nacional en la época de la revolución mexicana como Francisco I Madero, Lázaro Cárdenas entre otros como Benito Juárez quienes fueron el resultado de la independencia de México pero buscaban el poder. Lo cierto que Enrique Peña Nieto en esta ocasión el “grito” para conmemorar los 208 años del inicio de la gesta independentista, será su última participación en este tradicional acto antes de que deje el cargo, es decir, esta fue la sexta y última ocasión en que el llamado “grito de independencia” fuese encabezado por Peña Nieto, quien el próximo 1 de diciembre dejará el poder en manos del presidente electo, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador quien anunciará una regeneración nacional.

Los mexicanos hace 208 años pedían la independencia, una transformación con la esperanza de tener sus propias tierras, propiedades derrocando a un gobierno de esclavitud por 300 años, en últimas fechas la sociedad mexicana ambicionó un cambio de un gobierno que impuso grandes impuestos, alza en la gasolina, inseguridad, inflación etc. Con el nuevo gobierno federal en diciembre se anhelan grandes cambios  pero esperemos a que llegue el momento y ver si en realidad será así o nos equivocaremos.

En Tlaxcala 60 presidentes municipales dieron el grito de independencia donde para muchos se ha convertido en tradición mexicana y lo que importa es hacer una verbena popular para festejar reconociendo el valor de quienes dieron la vida para tener paz, libertad, patria pidieron a la ciudadanía en coadyuvar con el gobierno municipal para salir adelante, hoy el combate, la guerra, es contra la inseguridad que ningún ayuntamiento ha podido contra la delincuencia.

Se habla de una transformación donde no exista corrupción, en los festejos patrios los presidentes municipales destacaron que los servidores públicos sean los primeros en poner el ejemplo, que atiendan las demandas de la sociedad, pero muchos de ellos reprueban sus cuentas públicas, se les comprueba daño patrimonial, prepotencia, omisión, los diputados federales y locales apegados supuestamente a una ideología morenista han demostrado lo contrario solo velan por sus intereses y no por un pueblo que demanda mejores condiciones, es claro que como mayoría continuamos bajo el dominio y a la suerte de unos cuantos sin que exista una independencia o restauración de un sistema de gobierno diferente y no solo estén llenos de demagogia y doble lenguaje.