Desaparición
19 de julio - 2018

Por Edgardo Cabrera

Aunque no faltan los autoelogios o las porras de sus cuates, en los hechos el ITE no tiene nada que presumir tras el proceso local, por el contrario, vergüenza deberían tener por ser uno de los dos peores organismos electorales del país (el otro es Yucatán).

El INE reprobó, de nuevo, el PREP local que simplemente tenía que reportar el resultado de una elección, la del congreso local, y lo hicieron mal, pero de eso no dicen ni pío los consejeros y su presidenta Elizabeth Piedras.

Aseguran que el proceso electoral salió “perfecto” y que casi no registraron impugnaciones o inconformidades, ¡pues claro!, pero no es gracias a su pésima labor, sino porque Morena ganó todo y por amplios márgenes derivado del efecto AMLO.

Ahora que se habla de adelgazar la burocracia del país y que incluso el presidente electo plantea reducir los millonarios sueldos de los consejeros del INE, seriamente debería analizarse la desaparición de los organismos electorales locales.

Es claro que no puede estar becada la cúpula de estos institutos entre proceso y proceso electoral, menos con los malos resultados obtenidos cuando tienen que trabajar.

La reforma constitucional en esta materia otorga la facultad al INE para organizar elecciones locales por lo que lo mejor sería que sean ellos quienes lo hagan y dejen de despilfarrar recursos públicos en entes tan malos como el tlaxcalteca.

Buenas noticias

El pasado 26 de enero el diario español El País destacó en su información que por primera ocasión en México se había logrado la reproducción de un león blanco en cautiverio en un zoológico público; la noticia le dio la vuelta al mundo en varios medios más de comunicación. https://elpais.com/elpais/2018/01/26/videos/1516938728_146514.html

Pues ayer miércoles de nueva cuenta la entidad volvió a sorprender a la prensa internacional y nacional con la presentación de otras dos nuevas crías, un macho y una hembra que en marzo pasado nacieron pero que hasta apenas se dio a conocer a la prensa.

De acuerdo con la comunidad científica, “el león blanco es una subespecie muy rara que está en peligro de extinción… se encuentra ocasionalmente en las reservas naturales de África del Sur, y se cría selectivamente en zoológicos”.

En México no se había logrado la reproducción en los grandes zoológicos públicos del país, pero en Tlaxcala veterinarios y personal se han colgado la medalla al lograr -por segunda ocasión- reproducir esta especie.

Éstas son las buenas noticias que deben presumirse y de las que hablaba el gobernador Marco Mena hace unos días cuando pronunció un discurso a colación de la derrota del PRI en las urnas y el triunfo de AMLO.

Ahora, como suele ocurrir, no faltarán las lenguas viperinas y las plumas ladinas (que siempre están muy atentas de lo que escribimos y gustan de fusilarse nuestra información) que demeritarán las buenas noticias.

En los hechos esto es un logro que debe cacarearse sin regateos.