Nueva tragedia
9 de julio - 2018

Por Edgardo Cabrera

La irresponsabilidad de un chofer del transporte público cobró la vida de 5 personas, entre ellas un bebé, y a otras 5 las dejó heridas, luego de que el sábado la unidad impactara de frente a un automóvil particular tras invadir el carril contrario en su intento por evadir un tope.

La empresa responsable es “flecha azul”, de la cual ahora se sabe carece de permisos para ofrecer el servicio público local por parte de la Secte.

Las imágenes son impactantes y la reacción de algunos pobladores de Acuitlapilco (donde ocurrió el incidente) al arremeter contra el chofer se entiende.

Veremos si ahora sí se le aplica el peso de la ley al responsable, así como a la empresa, un lamentable hecho como éste no puede quedar impune y debe ser ejemplo para el resto de los operadores del transporte público ya que muchos de ellos se sienten pilotos de fórmula 1, aunque en los hechos son unos verdaderos gorilas con permiso para manejar.

Cuestionado

Al realizar la distribución de diputaciones plurinominales una vez más fue cuestionado el trabajo de los consejeros del ITE, los mismos que entre ellos se hacen reverencias y se soban el lomo al considerar “ejemplar” su trabajo.

Resulta que según sus cuentas, a Morena y sus partidos aliados les correspondieron dos espacios de representación proporcional con lo que alcanzarán un total de 16 escaños en el Congreso local.

Al PRI, PRD, PMC, PANAL, PVEM y PT les tocó una pluri a cada uno, mientras que al PAN le dieron 2, con lo que la oposición a Morena quedaría conformada por apenas 8 legisladores, considerando que los frentistas ganaron el distrito XIV, mientras que el PT se sumaría a la bancada pejista.

Tras el reparto, PRI, PAC y PS anunciaron que impugnarán ya que estimaron que los morenos estarían sobrerrepresentados.

Al igual que ocurrió en 2016, veremos si el Tribunal Electoral de Tlaxcala y eventualmente el TEPJF les corrigen la plana y les hacen la tarea a los consejeros locales o, quizá, ahora sí se sacan la espina de todos sus yerros y hacen algo bien, algo que dudo.

Suertudos

Por cierto que en eso de la distribución de las pluris y aunque a los partidos locales propiedad de Héctor Ortiz (PAC) y de Rosalía Peredo (PS) se quedaron sin escaño, resultó que no perdieron el registro.

A ambos institutos políticos les salva su acreditación el convenio de coalición suscrito con los partidos con lo que contendieron de forma conjunta en la elección.

Si bien fueron “salvados”, quedó claro en esta elección que tanto el PAC como el PS carecen del “gran” capital que presumen por lo que lo correcto hubiera sido que desaparecieran, por lo pronto seguirán gozando de prerrogativas a costillas del erario.

Buen mensaje

Ayer domingo los morenistas Ana Lilia Rivera y José Antonio Álvarez Lima, así como la frentista Minerva Hernández Ramos, recibieron su constancia de mayoría como senadores electos por Tlaxcala.

Antes, en los primeros minutos del sábado, terminó el cómputo de la elección para la Cámara Alta y se despejó la duda al confirmarse la tendencia del PREP que le dio a la candidata de la coalición de Por México al Frente la primera minoría con una diferencia de casi dos mil votos sobre la priísta Anabel Alvarado Valera.

Con ello el priísmo tlaxcalteca se volvió a quedar sin un escaño en el senado vía la elección directa, con lo que la única representante que tendrá el tricolor será Beatriz Paredes Rangel quien ingresará por la vía plurinominal.

Por lo pronto y al recibir sus respectivas constancias, los senadores electos se comprometieron a trabajar de manera coordinada con el gobierno del estado que encabeza Marco Antonio Mena, ya que coincidieron en señalar que, aunque son oposición, ahora forman parte de la clase gobernante de ahí que las pugnas políticas deben quedar atrás.

También llamó la atención que al ser cuestionada, Minerva Hernández rechazara hablar sobre una eventual aspiración a la gubernatura, no obstante al escalar al escaño federal, de forma natural se convierte en candidateable.

En tanto que Ana Lilia Rivera, quien también se convierte en seria aspirante a la primera magistratura –máxime su cercanía con Andrés Manuel López Obrador-, mandó una mala señal al llegar tarde al consejo local del INE para recibir su constancia de mayoría, de ahí que tuviera que ser el dirigente estatal de Morena, Joel Molina, quien recibiera el documento.

Comienza la cuenta regresiva para su toma de protesta, veremos si la caballada de morenos (conformada por dos senadores, 3 diputados federales y 16 legisladores locales) ahora sí revelan su agenda de trabajo para los tlaxcaltecas o siguen a expensas de la línea que les tira AMLO para poderse mover.