La misma cantaleta… PRI, PAN, PRD
18 de mayo - 2018

Por José Luis Ahuactzin

Los políticos de ayer y hoy han caído en la cantaleta de siempre: de la simulación, al fin y al cabo políticos.

Lo ocurrido el jueves en los tribunales del estado y el país, dieron cuenta que no se trata de intereses en pro del desarrollo en México y sus gobernados, sino personales o de grupo.

En el caso de la candidatura de la ex priísta Michelle Brito salió del PRI por un berrinche ya que le negaron la candidatura a diputada por el distrito de Tlaxco y desconoció no sólo la disciplina, sino que marcó su futuro político como no confiable y hasta de sospechosísmo en su actuar, pues el chapulineo es lo suyo.

Pero verdaderamente llama la atención que en el PRI, el cuerpo de abogados se cometan actos por acción u omisión que dejan mal parado al partido político como hazmerreír de las instituciones.

Si bien el medio de impugnación que promovió Elida Garrido Maldonado para echar abajo la candidatura de la ex priísta fue presentado fuera del plazo legal, se ignora cuál habrá sido el objetivo de acudir a tribunales si sabían de antemano su pecado.

Y si Elida Garrido, secretaria general del PRI, firmó el medio de Impugnación sin darse cuenta es aún más grave porque el enemigo esta en casa, y no por la funcionaria partidista sino por su área jurídica.

Y es que no ha sido la primera vez en que se comete este yerro, pues Garrido Maldonado promovió un recurso en el que se ostentó como representante del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones pero girado al  vocal ejecutivo de la Junta Local del INE, es decir, a una autoridad diversa.

En el PAN, no cantan mal las rancheras,  la disputa por la candidatura plurinominal número uno entre los grupos políticos de la senadora Adriana Dávila Fernández y el dirigente estatal Carlos Carreón Mejía, ha marcado aún más el divisionismo entre ambos grupos, pero al final Dávila Fernández mostró la fuerza de su grupo que representa.

Pero además, el mensaje enviado a los panistas que se han mostrado antagónicos a su control es claro, su poder está en la jurisdicción en materia legal.

Leticia Hernández Pérez, ligada al grupo de adrianistas se colocará en la primera posición de la pluri bajando a Eleticia Barragán, del grupo de Carreón Mejía, pero la lucha apenas inició porque aún restan dos instancias para la sentencia final: Sala Regional y Sala Superior del alto tribunal en materia electoral.

En el PRD, tres diputados suplentes se les salieron de control y dejaron en claro que ellos ingresarán por las buenas o por las malas a la curul en la LXII Legislatura y la justicia federal les concedió la razón.

La disputa no es por ocupar una curul y por verdaderamente ir a legislar, sino por loa jugosas dietas que se les asignan cada mes, y van por lo correspondiente a junio, julio y agosto.

Así los diputados suplentes de los perredistas Adrián Xochitemo, Fredy Cuatecontzi, y Alberto Amaro Corona que asumirán funciones son René Carmona Serrano, Luis Antonio Cruz Zarate y David Luna Hernández, respectivamente.

Y de la panista Dulce María Mastranzo, Ana Karen Tlalpa Herrera, todos, verdaderamente salieron más vivales porque llegarán en un momento crucial por la aprobación de las cuentas públicas municipales, por ejemplo.