Felipe Morales, su anhelo en la vida
16 de mayo - 2018

Por José Luis Ahuactzin

Tras recorrer estados del norte del país hasta lo que es el sureste mexicano, Felipe Morales, como constructor exitoso aseguró que no fue fácil lograr su meta en la vida, ni mucho menos su anhelo.

En ese recorrido realizado, allá por los 90’s, aseguró que el trabajo era rentable, requería apoyo de sus conciudadanos para cubrir las obras bajo contrato, y ello le motivo a generar empleos en los poblados contiguos a su natal Santa Úrsula.

“Tuve oportunidad de llevar a muchos vecinos de los alrededores de Yauhquemehcan; esos momentos me dieron satisfacciones y  a veces esos momentos no les vas tomando sabor y ahora que los analizas la gente tlaxcalteca es de lucha, de esfuerzo, de trabajo real…”.

De manera triste, pero luego recompone su temple, explicó que no solo recibieron el rechazo y el menosprecio “nos decían los tlaxcalitas…”.

Y eso “nos dio la fuerza y el ánimo para demostrar que los tlaxcaltecas tenemos raza, tenemos historia, pero sobre todo fuerza para lograr lo que queremos…”, asentó de manera firme.

Por ejemplo, recordó que al llevarse a un grupo de trabajadores de la construcción, mientras que aquí ganaban mil pesos, ellos regresaban hasta con seis mil pesos y ello les permitía mejorar su calidad de vida y de su entorno.

-Felipe, después de diversas experiencias ¿cuál es el anhelo en tu vida?, se le pregunta.

“Desde luego que tengo anhelos como todos en esta época, y confió lograrlos.

Mi anhelo en la vida es poder apoyar a nuestra gente, sí en mis manos esta poder generar un cambio social, lo haré”.

-¿Cómo lograr ese deseo en tu vida?

“Yo creo que a cada día que te planteas un objetivo, por el más mínimo que sea y lo cumples, o lo cubres, de alguna manera vas llenando tus expectativas y vas generando un granito de arena que contribuye en tu entorno…”

-¿En algún momento has pensado abandonar tu objetivo o como se dice popularmente: has pensado tirar la toalla?

“Jamás. Esa idea no forma parte de Felipe Morales porque a lo largo de mi vida, de mi experiencia he aprendido a ser agradecido con la gente que me rodea, con mi familia, con el ser supremo, y si eres agradecido entonces eso te hace ser humilde y ver las necesidades que privan en un lugar”.

A lo largo de su carrera profesional, como empresario exitoso, Felipe Morales asegura que no hay descanso sino mayor trabajo en favor del verdadero cambio social.