Eso lo dijiste tu, no yo: Malos para las matemáticas
18 de abril - 2018

Por Alfredo González

Que alguien le explique a los candidatos y peritos que no siempre las sumas realmente suman, y menos en un proceso electoral, pues si bien muchos presumen con caravana  y petardo las nuevas conquistas a sus filas, no saben en realidad las alimañas o lastres que arrojan a su canasto.

Algo así pasó en el inicio de la semana, cuando presumieron los “Ya sabe quién” la resurrección entre los muertos de un gris personaje como lo es Carlos Augusto Pérez, quien pese a ser ex alcalde y ex legislador, no llevó nada más a los de Macuspana que su caja de huevo llena de aspiraciones y frustraciones.

Del muchachón, a quien lo único que se le puede atribuir es la invención de la palabra “Fortunatolandia” y una completa sumisión a las instrucciones de quien le mandaba, no hay nada más de relevancia, pues es más que sabido en el “ajo” que es un experto en el Ya mérito…

Caso similar lo que ha sucedido con otros lúgubres personajes, como en 2016 sucedió con Cristóbal Luna, Bernardino Palacios e incluso la famosa “Pintita”, como se le conoce a la hija de reconocidísimo ex gobernador de la entidad.

De esta última, cuesta trabajo encontrar algo rescatable en su afición a las hordas azules, donde sin tener mayor brillo ni accionar en favor de sus nuevos aliados, tuvo que ser designada candidata, solo por llenar un requisito de paridad de género… O al menos eso cuchichean sus propios compañeros. ¿Será?…

Machetazo a burros de espadas

Finalmente comenzamos a ver destellos de eficiencia y valor civil en el legislativo local, donde alguien le cambió las bermudas por pantalones a los diputados y éstos se motivaron a tomar acciones para volver la gobernabilidad a Ixtenco, luego de meses de anarquía e incertidumbre.

La suspensión del alcalde Caballero Yonca y los antagónicos por medio año es un comienzo para lo que se avizora como una consecuencia justa para sus actos porriles y rabietas que si bien es cierto, ellos no voltearon ni quemaron patrullas e inmuebles… Si motivaron los hechos, enardecieron a pobladores y acarreados, y por supuesto, y más grave aún, no hicieron nada para evitar lo sucedido, ni mucho menos por solucionarlo como personas civilizadas.

Ojalá y el proceso de revocación de mandato, si es que llega a concretarse, sea un precedente tanto para autoridades como para la sociedad para comprender finalmente que por encima de intereses y pretensiones, el interés de la sociedad y su bienestar estar debe estar por encima de todo   que el diálogo y la conciliación  deben privar en las disyuntivas… Cosas tan simples pero casi inalcanzables que más bien pudieran parecer una carta a Santa Claus…

No debería ser extraño para nadie que este castigo sea una eventual constante y hasta chantaje en los próximos conflictos en municipios… Por que claro que habrá.

Austeridad forzada

Sería una gran idea que alguien a quien si escuche cierta alcaldesa que sueña con que su ciudad parezca Zacatecas, le comenté que las cosas no andan bien en su área policial.

Pues entre la tropa la inconformidad crece en tanto los sueldos desaparecen con tanto descuento, pues dicen por ahí que los ahorros para la deuda millonaria y otras aspiraciones comienzan a pasar factura a los que menos ganan, a quienes encima de ello, les quitaron el servicio médico…

De ser verdad, los crasos errores del enfiestado jefe policial que dicen  sufre de “codo doblado agudo”, al menos dos veces a la semana, los terminaran por poner contra la pared.