Chapucera
5 de abril - 2018

Por Edgardo Cabrera

De nueva cuenta Minerva Hernández Ramos engañó a los tlaxcaltecas, el domingo anunció con bombo y platillo su ocurrente propuesta “5de5”.

La candidata al senado de la coalición “Por México al Frente” trató de sorprender a sus adversarios con un reto: presentar su examen antidoping y la carta de antecedentes no penales, adicionales a la “3de3” consistentes en las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal.

El asunto es que hasta ayer miércoles no había cumplido con hacer público sus análisis clínicos que confirmen que no consume ninguna droga, es más, no sabemos si ya se practicó dicho examen.

Tampoco ha presentado públicamente su carta de antecedentes no penales.

Es claro que la diputada federal plurinominal con licencia, ¡ah!, y por cierto por el Estado de México, lanzó una chapuza para atraer reflectores pero el tiro le está saliendo por la culata ya que ni sus compañeros candidatos del Frente han hecho lo propio.

Coordinador

Al alcalde de Apizaco Julio César Hernández Mejía hay que reconocerle que no es político de carrera, sin embargo, aprendió muy rápido el teje y maneje, tan es así que todas las elecciones a las que ha entrado las ha ganado.

Por la diputación local dio la sorpresa, nadie se imaginaba que el socio de ATAH pudiera triunfar, sin embargo llegó a la curul y desde el congreso supo operar en la comisión de finanzas y fiscalización hasta convertirse en uno de los diputados con mayor peso e injerencia en la toma de decisiones.

Al competir por la alcaldía venció al sistema, incluido a su antecesor, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, quien le dio la espalda al PAN y se puso a operar a favor del PRI.

Ahora su partido le reconoció su trabajo al nombrarlo coordinador de la campaña de Ricardo Anaya en Tlaxcala y el reto se antoja complicado, máxime con una ciudad que enfrenta los problemas de cualquier urbe moderna, aunque hay que admitir que en sus primeros meses de gobierno logró meter en cintura a transportistas y comerciantes, además eficientó los servicios municipales.

Sin embargo su mayor talón de Aquiles será la inseguridad ya que Apizaco ha sufrido los embates de la delincuencia que ha derivado en asesinatos en plena vía pública.

Acarreados

Alberto Amaro fracasó en su intento de destituir al director de seguridad pública de Papalotla, es más, tampoco pudo concretar la toma de la alcaldía ya que eso se rumoraba que sería el siguiente paso en caso de que el alcalde Jesús Herrera no aceptara sus demandas.

La convocatoria para la protesta en demanda de mayor seguridad no tuvo el eco esperado entre los vecinos, de ahí que llegaron personas ajenas al municipio (algunos aseguran que tianguistas de Texmelucan y Tepeaca) para nutrir la manifestación.

El asunto es que los colonos no confían en el legislador local perredista ya que es claro que más allá de estar preocupado por la seguridad del municipio trae una bandera política de ahí que no se prestaron al juego.

Si en verdad el diputado está preocupado por la seguridad de Papalotla y del resto del estado, convendría que se apartara de encabezar movilizaciones y que mejor se ponga a trabajar políticamente y desde el congreso para destinar mayores recursos económicos a este rubro e incluso, porqué no, hasta donar parte de sus dietas para mejorar las condiciones salariales de los uniformados.

¡Querer es poder!