PGJE, la prueba de fuego
9 de marzo - 2018

Por José Luis Ahuactzin

El procurador José Aarón Pérez Carro se encuentra en la prueba de fuego ante la sociedad tlaxcalteca para confirmar o rechazar como la mejor elección al frente de la institución en un plazo no lejano.

Si bien fue electo en el Congreso local por una mayoría de votos, 23 de 25, prácticamente legitimada su imagen para fortalecer la PGJE, en los hechos los resultados deben ser urgentes.

El cierre de esta semana, prácticamente concluyó como un jueves negro, pues en materia delictiva Tlaxcala salió a relucir a nivel nacional por cuatros casos.

Si bien el nuevo funcionario esta prácticamente nuevecito, pareciera que sus áreas internas lo quieren chamaquear para demostrarle que, no porque sea PGR es el Juan Camaney en la procuración de justicia desde lo legal, administrativo, y lo operativo.

Vamos por partes, el pasado jueves circuló por redes sociales una ficha para localizar a Guadalupe Jiménez Fragoso, originaria de Apizaco, pero la imagen con el logotipo de la PGJE, contiene un sin fin de errores no sólo ortográficos, sino datos erróneos como la edad.

La ficha emitida de la denuncia de desaparición A.I.Apiz-2/562/2018, contenía ni más ni menos que señas particulares como “Cejas: cemipoblada…(sic); Tamaño y color de ojos: cafes claros (sic)”; Señas particulares: un pircing… (Sic); Vestimenta: Playera deportiba color rosa… (Sic)”.

Por si eso fuera poco, en la edad, el dato es erróneo porque refiere que tiene 20 años con 5 meses, pero su fecha de nacimiento es el 21 de septiembre de 1998; entonces tendría actualmente 19 años 8 meses.

Entre sus estrategias de investigación del delito, es enviado el titular de comunicación y difusión para mezclarse en las conferencias de prensa y obtener evidencia sobre declaraciones de imputados en probables actos delictivos, como fue la conferencia de prensa de la sindica de Ixtenco, Lucía Rojas.

Respecto de los casos que empañaron la tranquilidad, el primero, fue la agresión a dos menores por su niñera y que tras ser publicado un vídeo que evidencia los golpes, se presume estar prófuga, pero ya es buscada.

Otro caso, el segundo, un presunto ajuste de cuentas que concluyó con la muerte de tres sujetos en una talachería en el municipio de Natívitas.

Un tercer caso, aunque no ocurrió en Tlaxcala sino en Guerrero, fue el asesinato de tres tlaxcaltecas que fueron a comprar ganado y que fueron presuntamente víctimas de la delincuencia organizada.

Y el cuarto caso ocurrido este jueves en la población de Xochiteotla, Chiautempan, cuando pretendían linchar a un sujeto por encontrarlo infraganti sustrayendo un rotoplas de más de mil litros de capacidad de una vivienda.

Este caso se suma al primero ocurrido el 7 de febrero, y en total en un mes y un día se han presentado dos casos de presunto linchamiento a probables delincuentes.

A esta prueba fuego, los tlaxcaltecas esperan una explicación de los hechos violentos, pero sobre todo de mantener la tranquilidad y garantizar en la procuración de justicia los bienes de la sociedad.

Y sobre la ficha de búsqueda , al menos un jalón de orejas a los involucrados en la elaboración, autorización, publicación y hasta del encargado de dicha agencia de investigación por tan irresponsable publicación.