¿Y las denuncias?
8 de marzo - 2018

Por Edgardo Cabrera

El diputado perredista Alberto Amaro se metió en camisa de once varas luego de acusar a la magistrada y ex presidenta del TSJE, Elsa Cordero, de ser quien supuestamente les dio a los ex alcaldes el “pitazo” para se ampararan contra las órdenes de aprehensión que se liberaron por la reprobación de sus cuentas públicas.

Recordemos que semanas atrás el legislador denunció penalmente al columnista Víctor Hernández Tamayo por utilizar su espacio de opinión para culpar a Amaro de supuestamente “negociar” las cuentas públicas.

En aquella ocasión se dijo difamado y exigió al comunicador presentar las pruebas de sus señalamientos, al tiempo de una disculpa pública debido a que –afirmó- nunca utilizó su cargo de presidente de la Comisión de Finanzas y Fiscalización en el Congreso para obtener beneficios políticos o económicos.

Sin embargo, de forma contradictoria y sin pruebas, el legislador utilizó la Tribuna del Pleno para denunciar supuesta filtración de información en el sistema judicial para proteger a los ex ediles y que no pisaran la cárcel.

Pero no sólo eso, ahora acusó a la magistrada Elsa Cordero de encubrir a los ex alcaldes denunciados por presunta malversación de recursos públicos y de ser quien les dio el “pitazo”.

Hablamos que Amaro actuó igual que de lo que se quejó contra el comunicador. El diputado está obligado a presentar las denuncias penales correspondientes y sustentar su dicho para no quedar como incongruente o mentiroso.

Divina impunidad

Mientras en la Comisión de Finanzas y Fiscalización tratan de lavarse sus culpas, lo cierto es que la actuación contra los ex alcaldes siguen paralizadas.

Nos enteramos que recientemente se liberó una nueva orden de aprehensión contra en el ex edil capitalino panista, Adolfo Escobar Jardínez, y todo parece indicar que se deriva de la denuncia presentada por la actual administración municipal por el pleito de la propiedad del predio que ocupa el Polideportivo Carlos Castillo Peraza.

Veremos ahora con qué pretexto salen para no ejecutar la acción en contra del ex alcalde quien anduvo muy movido hace un par de semanas en el PAN metiendo su cuchara para imponer candidatos a modo, entre ellos el regidor apizaquense Pablo Badillo quien va por el distrito IV directo a la derrota y todo por un berrinche del imputado Adolfo.