¿Miedo a qué?
21 de febrero - 2018

Por Alfredo González

Para nadie fue sorpresa que el reparto de la pluris de Morena estuviera plagado de nombres de personas cuestionables, criminales y pseudo políticos de poca monta y mucho cinismo, de vivaces y allegados al sultán de Macuspana y versión barata de Hugo Chavez.

Lo que sorprendió, y no tanto a la vez, fue la candidatura “Duplex” que se agenciaron Doña Lorena y Pepe Toño Álvarez Lima, quienes no sólo irán a las urnas buscando, ahora si en el caso de la seño, ganar con la simpatía ciudadana, sin embargo, por mera precaución, aseguraron hueso mediante la vía del caballito.

Se diga como se diga, la estrategia de Cuellar Cisneros es aferrarse con uñas, dientes y todo lo que se pueda al financiamiento de sus “suspiraciones” con cargo al erario público, pues si nuevamente quiere soñar con la gubernatura por tercera vez (¿de donde saldría esa idea de hacer campaña 18 años?), deberá conseguir un nuevo hueso que se lo permita.

La chaparrita busca a toda costa lograr un nuevo puesto a su currículo de cualquier modo, pero en su intento dejó claras más de una cosa… Una de ellas es que no tiene la certeza ni la confianza de ganar una elección, pues aunque como siempre presume una gran estructura y “trabajo” que la respalde, la realidad es completamente distinta, ¿será que teme a la derrota nuevamente?, ¿no le alcanzan ya los bonos para ser competitiva?.

Por otro lado queda otro gran oportunista que muchos años permaneció en el retiro después de dejar la gubernatura, José Antonio Álvarez Lima se metió de nuevo a la polaca y busca un espacio por cualquier modo en el Senado, espacio que pese a sus opciones dúplex, se ve más complicado que una victoria de Lorena Cuellar.

Y es que al ex mandatario le dieron gato por liebre, pues si buen buscó con sus fueros ser considerado en la fórmula a la senaduría, fue dejado atrás de una perfecta desconocida, pues al final del día, Ana Lilia Rivera peso más que el ex mandatario.

Mismo caso en las listas pluris, donde su décimo lugar es un mero albur, pues muy difícilmente por no decir técnicamente imposible, algún Partido podría llevar diez espacios pluris… Mal cálculo y muy mala idea salir del retiro para el purista.

El regio clavo el diente

El hermanamiento de Tlaxcala y Bustamante Nuevo León me recordó profundamente a la época de la conquista, y no precisamente por el los Tlaxcaltecas hicieran nacer aquel poblado en el siglo XVII, sino por que a la alcaldesa de la tierra de Xicoténcatl le vendieron espejos, la fascinaron con una idea que a final de cuentas solo beneficiará ampliamente a otros.

Y es que aunque no demérito el trabajo de la señora presidenta, de hecho aplaudo del empeño de querer traer reflectores a la capital, aunque no tanto así a sus potenciales aspiraciones… A doña Anabell pareciera que la chamaquearon, que el acuerdo realmente solo beneficia a una de las partes.

El colmilludo regio, don Mario Resendez no tuvo empacho en aceptar que el acuerdo beneficia más a los regios, pues buscan ser un pueblo mágico, atraer turismo y acceder a recursos con ello, algo en lo que Tlaxcala les vino muy bien y a modo.

Sea cual sea los verdaderos motivos, los ganadores o perdedores en este asunto, no queda del todo claro en que beneficia este hermanamiento a la capital, pues ya en el pasado se ha hecho con pueblos y países como Cuba, Bulgaria y otros lares, sin notar que provecho ha traído ello con el paso de los años.

Para rematar

Se acaba el mes del amor y la amistad y al menos un mando policíaco municipal verá terminado su puesto junto con el mes, pues cuentan por ahí que tal y como lo dijo un ex presidente :”cobras y te vas” es el destino para un director policíaco que fue cachando en la movida…