Colisionan patrullas en Apizaco
11 de febrero - 2018

Dos lesionados y daños materiales, deja percance en el que participaron unidades del estado y municipio

Por Alfredo González

Unidades médicas y de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), así como de la Dirección de Seguridad  Pública Municipal (DSPM) de Apizaco en Tlaxcala, atendieron este domingo por la mañana, el fuerte choque y volcadura que afectó a dos unidades oficiales y dejo lesiones -no graves- a un par de uniformados del estado.

Y es que minutos después de las 8 de la mañana, en la calle Heroico Colegio Militar de Apizaco, a la altura de Rohm anda Hass, la unidad de la marca Chevrolet tipo PickUp número 1-0973 con balizado de patrulla, insignias y texto de POLICÍA ESTATAL con matrícula 1-23-56 volcó aparatosamente y dio tumbos por varios metros con dos uniformados en su interior.

Esto luego de que en la salida del camellón central fue impactada en su parte trasera izquierda por la camioneta marca Ford tipo Pick Up, también con balizado de patrulla municipal, insignias y la clave K9 que corresponden al escuadrón canino reiteró, con matrícula 3-4525 y número económico 02, la que tras el incidente fue “escondida” en un inmueble municipal.

Mientras la nutrida presencia de uniformados, despertó el interés de los vecinos de la zona que comenzaron a salir de sus viviendas, y fueron testigos de cómo era abanderado el lugar, siendo incluso objeto de gritos de un estatal que intentaba impedir se tomarán fotos y video.

En el sitio del choque-volcadura, paramédicos atendieron a dos efectivos de la CES que por fortuna sólo resultaron policontundidos, y no requirieron de ser trasladados para recibir atención médica mayor.

Por varios minutos, los policías del estado y el municipio permanecieron en la zona, hasta que se recabaron todos los datos posibles y en espera de la llegada de una plataforma de una empresa de grúas, que hizo diversa maniobras para el retiro de la camioneta que hasta perdió una llanta con parte de un rin.

Luego de que se logró mover la unidad de la CES, se reaperturó la vialidad totalmente, y se movió sigilosamente la K9, para intentar llamar la atención; como si implícitamente se aceptará la responsabilidad de un hecho que tendría su origen y en una maniobra irresponsable e imprudente del Policía Estatal Acreditable (PEA) que iba al volante.