El gasolinazo y la política…
5 de enero - 2018

Por José Luis Ahuactzin

Hace 7 años, realice una visita al municipio de Cuapiaxtla para complementar un reportaje sobre la situación del campo en la entidad, y a lo lejos observé, allá entre los terrenos de labor a un solitario campesino que por falta de recurso económico sus predios no estaban tecnificados para la siembra y la cosecha, propiamente.

En ese diálogo, entre otras cosas, recuerdo muy bien aquella visión que él tenía sobre los políticos, las campañas y los apoyos de las instituciones por tenerlos olvidados: “antes a nosotros los campesinos, los políticos cuando andaban en campaña y luego llegaban al poder nos daban atole con el dedo, pero ahora las cosas han cambiado porque ya nos quitaron el atole…”.

Surge a colación porque en este proceso electoral, los candidatos caerán en la mentira o las verdades a medias que es lo mismo, las difamaciones, las filtraciones de su pasado oscuro y todo convertido en un estiércol.

Por ejemplo, el gasolinazo que año tras año y sexenio tras sexenio vienen aplicando a los mexicanos, es más de lo mismo, de cada político y su bandera en campaña: reducir el precio; sea del partido que sea se mantienen los gasolinazos.

El dirigente nacional y el precandidato presidencial del PRI acusan al del PAN, el del PAN a los del PRI sobre que han sido malos gobiernos, el PRD con su lucha interna encarnizada a la hora de definir candidaturas; y un López Obrador que acusa a ” los de la mafia del poder…” cuando entre sus seguidores y él mismo adolecen de un pasado de corrupción: el caso “Nico”, ex chofer de AMLO que ganaba cinco veces más que un médico de profesión en el gobierno del entonces DF, por ejemplo.

Pero si nos vamos a la historia, sabremos que los políticos están cortados con la misma tijera.

En el año 2000 cuando Vicente Fox arribó al gobierno bajo las siglas del PAN, terminó una era de más de 70 años del PRI con su último presidente Ernesto Zedillo, el precio de la gasolina Magna costaba 5.27 pesos y al finalizar el sexenio elevó el costo a 6.74 pesos por litro.

Pero el segundo presidente sucesor del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, de 6.74 pesos, aumentó el precio a 10.80 pesos por litro, 4.06 pesos fue el incremento real.

Al retorno del PRI al gobierno federal con el actual Presidente Enrique Peña Nieto, el combustible Magna, tiene actualmente un costo de 16.55 pesos, un aumento de 5.75 pesos.

Lo cierto es que en las manos de cada elector, en este proceso electoral a la hora de sufragar, estará la decisión del futuro que se quiere, considerando que el avance debe ser progresivo.