Presupuesto enmarcado
15 de diciembre - 2017

Por Edgardo Cabrera

En los primeros minutos del jueves quedó aprobado el paquete presupuestal para el 2018. Pese a los amagos de los diputados, específicamente del perredista Alberto Amaro, al final de la noche el documento fue avalado por una amplia mayoría y en los mismos términos enviados por el gobernador Marco Mena.

Hablamos que se fueron al cesto de la basura las peticiones de algunos organismos y alcaldes quienes se fueron con el canto de las sirenas y ya hacían planes por aquella promesa que les hizo el diputado Amaro en el sentido de un alza a sus recursos como parte de un “presupuesto participativo”.

Lo cierto es que el PRD se quedó sólo, sus aliados panistas se inclinaron del bloque oficial y no hicieron mayor ruido a las asignaciones, aunque trasciende que pese al voto en contra de los amarillos ya todo estaba apalabrado para no quitarle ni una coma al documento enviado por el gobernador.

Aunque trataron de subir a le mesa una supuesto desfase entre los recursos que enviará la federación al estado y las proyecciones del ejecutivo local, al final del día sí les salieron las cuentas y encontraron justificaciones a algunas dudas que tenían los legisladores, recordemos que la semana pasada estuvo con ellos la secretaria de Finanzas del estado.

Con ello el gobernador tiene abierta la chequera para impulsar sus megaproyectos así como los planes anunciados durante su primer informe y aquellos trazados en el Plan Estatal de Desarrollo.

Reyes magos adelantados

A colación del tema, el paquete presupuestal aprobado por el Pleno incluye una partida de 25 millones de pesos que serán asignados a los diputados.

Hablamos de que cada legislador tendrá una bolsa de 1 millón de pesos para gestionar obras en sus distritos o donde les plazca, y con ello cumplir compromisos que traen desde campaña.

Si bien demandaban al gobernador una bolsa de 50 millones de pesos y así ejercer 2 millones de pesos cada uno, al final del día se conformaron con recibir la mitad.

También serán apoyados para el mantenimiento a sus instalaciones, tan es así que aprovecharán el periodo de receso para que se realicen dichos trabajos.

Ahora sólo resta ver si los que votaron en contra del presupuesto están dispuestos a renunciar a la millonaria bolsa de recursos para gestión o aplican aquello de que “lo caído, caído”.

Mañosos

Los dirigentes sindicales del SNTE evidenciaron una vez más que son hombres que no tienen palabra debido a que son manipulados -cual marionetas- por los intereses políticos del palacio legislativo, específicamente de los cubículos que ocupan J. Carmen y su hija Sandra.

Desinformando a los trabajadores ya que ellos mismos pactaron con la autoridad la fecha, ayer arengaron a un grupo de agremiados para protestar porque les van a entregar pavos y despensas hasta la próxima semana “afectando sus vacaciones” y obligándolos a interrumpir su asueto.

Es claro que el tema de los títeres que ocupan las cabezas sindicales es el de seguir haciendo ruido y operar como en antaño, recordemos que la cúpula gremial se conducía como una auténtica mafia donde lo mismo vendían plazas que imponían a funcionarios o proveedores a la USET.

Más allá de la fecha, pactada con el propio sindicato para el día 20 de diciembre y no el día 12 como ocurría en el pasado, el trasfondo de su malestar radica en que el millonario gasto de las despensas se licitó desde la Oficialía Mayor y con ello se le quitó al gansteril comité de adquisiciones interno (donde tienen metidas sus manotas los líderes) asignar la empresa a la que se le comprarán los regalos navideños.

Pese a que quieren sembrar la discordia entre la base, como siempre para sacar raja política y personal, lo cierto es que el gobierno cumplirá con su obligación de darles 4 mil 969 pavos y despensas cuatro días antes de Navidad, tiempo suficiente para que puedan descongelar dicho mangar que degustarán en sus respectivos hogares.