Apuesta
13 de diciembre - 2017

Por Edgardo Cabrera

Si bien a nivel cupular ya quedó definida la repartición de candidaturas entre la coalición del PAN-PRD-MC, todavía los liderazgos locales buscan meter presión para tratar de modificar la distribución, algo que parece imposible.

Sabemos que los adrianistas aún no quitan el dedo del renglón para impulsar la candidatura del diputado Juan Corral al Senado, y es que tras determinarse que será el PRD quien lleve varón y encabece la fórmula, obviamente no quedaron conformes.

Aunque se esperaría un premio de consolación para el legislador federal, hablamos de un escaño local, tal parece que no será tan fácil que acepten.

En tanto que para la diputación federal plurinominal sigue el riesgo de que Tlaxcala no salga beneficiado con una buena posición en el listado de la cuarta suscripción, y es que aunque se espera que anoten a Adriana Dávila en las nominaciones, no tienen certeza del lugar que le tocará.

En el siglado acordado por el Frente, no se tocaron los espacios de representación proporcional por lo que las dirigencias nacionales mantendrán bajo llave el tema y la distribución estará en función de las conveniencias y el momento que se viva al momento de llegar a la inscripción.

Por lo pronto hablamos de que en el “pre reparto” federal no le dejan nada al grupo más poderoso del panismo local. Ayer anticipamos que el distrito 1 sería para Humberto Macías, el 2 del PRD y el 3 con Juan Carlos Sánchez, mientras que al senado las posibilidades reales son entre Aurora y Minerva.

La ruleta sigue girando y parece que al final todo quedará como lo proyectaron los líderes cupulares, aunque las apuestas están echadas.

Los 300

El lunes un grupo de 300 morenovallistas, muy cercanos al ex gobernador poblano, sostuvieron una reunión con su líder en la Ciudad de México.

Si bien en el encuentro habrían recibido la noticia de que se mantendrán dentro de la Coalición “Por México al Frente”, la postura oficial del grupo es la de alentar la incertidumbre y mandar el mensaje de que “aún analizan su futuro”.

Con ello, al menos por el momento, se descartó una ruptura con Ricardo Anaya, el virtual candidato presidencial.

Y es que también se le dio rienda a ese círculo cercano para mantener sus respectivas aspiraciones electorales para 2018 y con ello cancelaron dejarle el camino libre al grupo que impulsa al ahora ex presidente nacional del PAN.

Lo anterior significaría, por ejemplo, que la tlaxcalteca Aurora Aguilar va en serio a disputarle la nominación a Minerva Hernández quien ya da por hecho que será ungida como candidata al senado por obra y gracia de Ricardo Anaya y Gustavo Madero.

Luego de que dejaran fuera a Rafael Moreno Valle de la candidatura presidencial es claro que el grupo no está dispuesto a quedarse sin nada y por el contrario harán ruido hasta conseguir posiciones, ya veremos si se mantienen así hasta el final o terminan por romper al momento de arrancar la carrera.