Su Waterloo
11 de diciembre - 2017

Por Edgardo Cabrera

El que anduvo muy movido engañando a incautos los últimos días fue un personaje que se quiso pasar de vivo, pensando que con un madruguete podría asumir la coordinación general de la campaña de José Antonio Meade en Tlaxcala.

Y es que a Ernesto Ordóñez Carrera, ex secretario de Gobierno de Mariano González Zarur, ni siquiera lo conocen en la oficina de Aurelio Nuño, quien llevará la campaña del candidato priísta.

Así que el auto destape de Ordóñez como coordinador de Meade en Tlaxcala, quedó en una simple carnita asada y evidenciando que lo único que le interesa es su propio interés, en este caso, ser candidato en 2018.

Desmarque

A colación de Ordóñez, nos enteramos de muy buena fuente que Mariano González Zarur de inmediato se desmarcó de las calenturas de su ex empleado.

Y es que el ex gobernador ha prometido mantenerse al margen de las decisiones del primer priísta local, en este caso Marco Mena.

Será precisamente el gobernador y Aurelio Nuño quienes en su momento palomeen al coordinador de la campaña presidencial en Tlaxcala.

En el caso de las candidaturas será igual, en las manos de Mena Rodríguez estará la decisión de los abanderados al Congreso local, mientras que en el plano federal serán Peña Nieto y José Antonio Meade quienes den el visto bueno consultando a los respectivos gobernadores tricolores.

En suma, tal parece que el ex secretario de gobierno se puso la soga al cuello.

Marco el ciudadano

El sábado por la noche en el Centro Comercial Galerías Tlaxcala llamó la atención la presencia del gobernador Marco Mena.

Y es que se le vio acompañado de su esposa y sus dos pequeños hijos conviviendo como cualquier ciudadano de a pie, ni escolta o comitiva lo acompañaba, algo que causó sorpresa a los visitantes a la plaza.

La sencillez con la que se condujo evidencia que si bien Marco es gobernador, no necesita salir de su estado para pasear con su familia, algo que resulta impensable con otros mandatarios del país como Miguel Ángel Mancera, Graco Ramírez, Alfredo del Mazo o Miguel Ángel Yunes (por citar a los vecinos) quienes no salen a la calle sin un aparatoso equipo de seguridad y comitiva, menos se les ve en sus propias entidades realizando tareas de simples ciudadanos.

Mena predica con el ejemplo, recordemos que apenas en su informe llamó a los tlaxcaltecas a hablar bien de su estado y apostar por el desarrollo de nuestra economía, lo que incluye el consumo local.