2018: Enemigo en casa (PAN)
7 de septiembre - 2017

Por Edgardo Cabrera

La onda grupera del PAN

En el PAN la división interna no es diferente a la del PRD, aunque eso sí, son menos los grupos que se disputan el control de dicha fuerza política.

Hoy por hoy el mayor peso lo tiene Adriana Dávila y su palabra es escuchada y tomada en cuenta en el plano nacional por lo que ante una eventual alianza con el Sol Azteca no será tan fácil la imposición de candidatos, particularmente en el senado donde la propuesta de Juan Corral será inamovible.

En el lado contrario se encuentra la eterna opositora a Dávila, la ex diputada federal Aurora Aguilar quien trae su propio juego que incluye su interés por la nominación a la senaduría, aunque tampoco se le descarta para una diputación federal.

Otra que también busca fortalecer un pequeño grupo es la ex perredista Minerva Hernández, quien ya enfrenta un amplio rechazo por su actitud convenenciera la que la ha llevado desde declinar candidaturas hasta cambiar de entidad con tal de acceder al poder y, ahora, hasta regresar a su cuna en el PRD para impulsar desde ahí sus aspiraciones.

A la onda grupera se agrega el ex alcalde capitalino, Adolfo Escobar con un grupo compacto que está incrustado en diferentes posiciones del poder partidista y de la administración pública.

A los anteriores se agrega un nuevo grupo emergente, se trata del que comanda Carlos Carreón quien se acercó al líder nacional Ricardo Anaya para obtener su cobijo lo que le valió mantenerse otro año más al frente del CDE.

Como es de esperarse, a la fecha todos se echan tierra entre ellos y no darán su brazo a torcer de manera tan fácil dentro del Frente Democrático que impulsan las cúpulas del PAN y PRD.

Conclusión

Con el 8 de septiembre como fecha fatal para el arranque del proceso electoral federal, aún no hay consensos al interior de las fuerzas políticas azules y amarillas para repartir el pastel de las candidaturas.

Si en sus entrañas no se ponen de acuerdo ¿cómo le harán ante menos candidaturas con otro u otros partidos?

El año pasado esos intereses de grupo al interior de los partidos dieron al traste con la coalición opositora en Tlaxcala, pero no sólo eso, personajes ajenos al PAN y PRD fueron quienes realmente llevaron la batuta y marcaron la ruta de la derrota, ¿en el 2018 en verdad creen que será diferente?

En contraste priístas y morenos mostrarán disciplina, los primeros al presidente Peña Nieto y los segundos a López Obrador, por lo que aún cuando existan diferencias e inconformidades en el reparto de las candidaturas, al final del día los unen causas comunes que son un eterno candidato presidencial y mesías (AMLO) y por el otro (PRI) la necesidad de no perder el poder para quedar fuera del sistema, 12 años fuera los puso al borde de la extinción.