Dos gobiernos del PRI y el campo en el olvido
13 de Agosto - 2017

Por Carlos Carreón Mejía

Tanto el gobierno del ex mandatario Mariano González Zarur, como el de Marco Antonio Mena Rodríguez, van por el mismo camino. El campo no ha sido prioridad para ningún gobierno priísta, incluido el gobierno de la república, quien una vez más sumió en la marginación y en el olvido a un sector fundamental para el desarrollo del país.

Si nos remontamos en la historia, el Partido Revolucionario Institucional, basó su lucha en el estandarte del campo. En buena medida, la revolución defendía a los campesinos que trabajaban una tierra que no era de ellos, con el sueño de que ésta fuera repartida entre la clase trabajadora del campo; sin embargo, la revolución terminó por ser un mero reacomodo de la clase política, quien se logró afianzar por más de 70 años, logrando la “dictadura perfecta” en América latina.

Para el PRI los apoyos al campo deben ser adecuados al sector, pues como las lluvias, hay temporadas para entregarlos. La temporada que el Revolucionario Institucional ha utilizado desde sus gobiernos es la electoral. No se puede concebir al campo como un sector al que se le reparten apoyos con fines electorales. La visión del PRI es sumamente corta.

El campo puede ser para Tlaxcala un motor de desarrollo económico y punta de lanza para colocar al estado donde se merece. La ubicación geográfica de nuestro estado, las enormes planicies que conforman a nuestra entidad y la riqueza acuífera que tenemos, permitiría que los campesinos fueran la punta de lanza para la entidad y un motor de desarrollo que jamás ha sido detonado.

Acción Nacional presentó desde la campaña pasada una propuesta seria para beneficiar a los campesinos de la entidad y fortalecer al sector del campo. La creación de una cuenca lechera y de una cuidada agroindustrial, formaron parte de la plataforma de propuestas que proponían un cambio de fondo en la forma de ser concebido el campo desde el gobierno.

Por ese motivo es que Acción Nacional está conformando el Consejo Estatal del Campo, que tomó protesta en Tlaxcala el viernes pasado, convirtiéndonos así, en el cuarto estado de la república en tomar en serio al sector, e integrarlo para fortalecer nuestra plataforma política de cara a las elecciones del 2018.

El Consejo Estatal del Campo está integrado por organizaciones de la sociedad civil organizada, expertos en la materia como: veterinarios, e ingenieros agrícolas, así como un representante del partido, que permita establecer puentes entre el gobierno y la organización.

El PAN está trabajando seriamente para fortalecer al campo en Tlaxcala. Desde la oposición brindaremos todo nuestro apoyo a este sector olvidado y marginado por el PRI-Gobierno, quien una vez más demostró que no saben ejercer un gobierno.