Concluye Parlamento Juvenil; un sueño que apenas comienza: diputado Edgar Hernández  
11 de Agosto - 2017

Por José Luis Ahuactzin

Al concluir este viernes el Sexto Parlamento Juvenil 2017 en el Congreso local, para el diputado juvenil que representó al distrito electoral local VIII, con cabecera municipal en Contla, Edgar Hernández Xochitiotzin, es un sueño que apenas inicia, a sus cortos 22 años de edad.

Tras el cierre de la sesión Legislativa de esta tarde de viernes, explicó que la oportunidad se abrió cuando fue aprobada la convocatoria en el mes de mayo por los diputados locales, y tras un proceso de preparación y competencia con jóvenes de sus mismo distrito electoral finalmente su proyecto de iniciativa prosperó al ser electo en las convenciones distritales.

Dijo que el ser originario de San Pablo Apetatitlán y vecino de Tlaxcala, no le impidió buscar en otra entidad su ingreso al nivel superior y convertirse en alumno de la facultad de la Ingeniería Industrial de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en busca de un sueño: ser ingeniero, ser un profesionista.

“Pues si tú te propones una meta, si tienes un sueño debes perseguirlo hasta lograr que se concrete; no te debe importar si eres de aquí (Tlaxcala) o de allá (Puebla), lo importante es lograr lo que cada quien se proponga…”.

Por ello, al convertirse en legislador juvenil –al menos en un ejercicio-, explicó que esta apertura a la voz y las ideas en la máxima tribuna del Estado le dio la ventaja de plantear una de sus principales preocupaciones que “sufrimos” al egresar de las carreras profesionales: no tener oportunidad de un empleo por falta de experiencia.

Así detalló que, su iniciativa presentada ante el Pleno de diputados juveniles, esperando sea retomada en la realidad por la LXII Legislatura local, sea evitar que “la falta de experiencia active un círculo vicioso: si no hay trabajo no hay experiencia y sin experiencia no hay trabajo, así de complicado…”.

Su propuesta es que con una reforma a la Sección Octava, de la Ley de Juventud, se adicione un artículo 23 Bis, para que se proteja y se fomente la primera experiencia en el trabajo.

De acuerdo con su iniciativa, debería ser el Instituto Tlaxcalteca de la Juventud, dependencia del poder Ejecutivo, facultada dentro de la ley para promover y proteger la primera experiencia laboral.

“Artículo 23 Bis.-… Así mismo el desarrollo de la primera experiencia laboral de los jóvenes del estado a partir de objetivos específicos: I. Lograr conocimientos prácticos sin suspender estudios. II. Establecer mecanismos para garantizar los derechos de la juventud en el área laboral, sin menospreciar su condición social, económica, religión, opinión, raza, color, género, edad, orientación sexual y lengua…”, expuso.

Detalló que esta propuesta no queda aquí, tras el cierre del Parlamento Juvenil, sino que buscará que a través de la diputada del Panal, Sandra Corona Padilla, impulse esta iniciativa que protegerá, al menos en Tlaxcala, a los jóvenes que egresen de una licenciatura, ingeniería, ejemplificó.

Según datos del INEGI, del total de habitantes en la entidad, 198 mil 501 personas son jóvenes de 20 a 29 años de edad; la población de 24 años y más, con algún grado aprobado en estudios superiores es apenas de 94 mil 736 jóvenes; en consecuencia los jóvenes considerados como personas económicamente activas (PEA) suman 257 mil 302.

En el País

En la víspera del Día Internacional de la Juventud, el 12 de agosto, la encuesta intercensal del 2015, la población en México continúa siendo predominantemente joven; 25.7 por ciento que representa a 30.6 millones de la población total son jóvenes de 15 a 29 años de edad.

De acuerdo con las estadísticas de mortalidad, en el 2015 fallecieron aproximadamente 34 mil jóvenes de 15 a 29 años, lo que representa 5.2 por ciento de las defunciones totales.

En tanto que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 15 millones de jóvenes de 15 a 29 años en el primer trimestre de 2017 se encuentran ocupados en México y, de ellos, el 60.6 por ciento que representa a 9 millones de personas se encuentra en el sector informal.