Cinismo
9 de Agosto - 2017

Por Edgardo Cabrera

En serio pensaba Floria María Hernández que no iba a pasar nada luego de anunciar su apoyo a Morena en pos de conseguir una candidatura al Senado.

El PRD le cobró ipso facto su traición y la quitó del cargo de primer secretario de la Mesa Directiva, en su lugar puso a César Fredy Cuatecontzi.

Fiel a su estilo, la señora subió a la tribuna para rasgarse las vestiduras, es más, hasta se aventó la puntada de decirse “ofendida” por no haber sido notificada por su aún coordinador parlamentario, Alberto Amaro, de tal decisión.

¿Acaso ella le notificó a su correligionario su decisión de traicionar al PRD por sus ambiciones políticas?

Lo dicho

A colocación de la pugna perredista al interior del Congreso, ya habíamos advertido desde la semana pasada que eran pamplinas los pronunciamientos de un grupo de legisladores quienes subieron a la Tribuna para ofrecer trabajar y dejar de lado los asuntos electorales en este segundo periodo ordinario de sesiones.

En los hechos y solo a una sesión de distancia se ratifica mi sentencia: los intereses personales, políticos y electorales de los diputados son los que marcan la agenda.

En el Sol Azteca seguirán los golpeteos, aún falta que Floria cierre con broche de latón su actuación luego de que se declare diputada independiente y luego termine por sumarse al único Moreno en el Congreso.

Lo que falta

En próximas semanas saldrán a relucir las guerras internas en el resto de los partidos políticos representados en el Congreso, porque de que ya existen los pleitos, ya existen, basta ver cómo le va al panista Juan Carlos Sánchez por no sumarse a la onda grupera en su partido.

En el PRI las cosas no son diferentes, al interior de la bancada existe molestia ya que en su partido están reacios a apoyarlos en sus aspiraciones reeleccionistas, y en el Verde estallará la bomba ahora que se ratifique por un nuevo periodo a Jaime Piñón como líder estatal.

En el PT las pugnas están más vivas que nunca debido a la insistencia de Silvano Garay por impulsar a su hija como candidata al Senado, en fórmula con Morena; y en el Panal no todos están de acuerdo en que la familia Corona siga detentando las candidaturas y los puestos, como en la actualidad que tanto padre como hija ocupan las curules.

Mientras que en el PS están expectantes por la decisión que tomará la dueña del partido, Rosalía Peredo, y es que para nadie es nuevo que la señora aguarda hasta el último momento para concretar alianzas, eso sí, hay que reconocerle, siempre la atina al ganador, recordemos sus pactos con Beatriz Paredes, Alfonso Sánchez Anaya, Héctor Ortiz, Mariano González y recientemente con Marco Mena.

Hasta los Ortiz presentan problemas internos, y es que los hermanos Héctor y Serafín tienen sus propios intereses, planes y ambiciones, uno es analítico y estratega, mientras que el otro se avienta como el Borras a sus aventuras.

Basta recordar las elecciones del 2016 cuando hicieron el ridículo en la competencia por la gubernatura. El pavor y los errores invadieron a Serafín que terminó por retirarse de la contienda –sin aún comenzar las campaña- y poner a un patiño como abanderado, ahora ya anda otra vez de caliente promocionándose como candidato.

Vulnerable

A menos de 3 meses de la balacera en la Caja de Ahorro Popular Mexicana, frente al ITC, de nueva cuenta otro hecho violento trastocó la tranquilidad de los capitalinos, ahora se trató del asesinato de un transportista, el hecho fue a unos pasos del Jardín Botánico.

Ante el incremento de asaltos violentos es claro que la estrategia de la policía municipal, con todo y los drones, no ha inhibido a los delincuentes.

El corredor de los bancos, que inicia desde la avenida Juárez y se prolonga hasta la Guillermo Valle, es un foco rojo, por lo que resulta inexplicable que los uniformados brillen por su ausencia en esa zona, al menos para darle cause al tráfico vehicular.