Palomeado
7 de Agosto - 2017

Por Edgardo Cabrera

Después de casi un año de valorar con lupa al gobierno del Estado, la Secretaría de Gobernación Federal determinó no declarar la alerta de género para Tlaxcala, pero eso no significa un cheque en blanco.

El grupo de trabajo que analizó la situación de la entidad reconoció la disposición del titular del poder Ejecutivo y de los funcionarios de la administración para emprender políticas públicas encaminadas a evitar la violencia contra la mujer y la trata de personas con fines de explotación sexual.

Recordemos que el 8 de agosto de 2016, aún siendo gobernador Mariano González Zarur, la organización Todos para Todos A.C –cuyas integrantes persiguen fines políticos- presentó al Inmujeres una solicitud de alerta de género para 13 municipios.

Desde esa fecha Tlaxcala fue sujeta a un duro escrutinio por parte del gobierno federal, en tanto –destacó Gobernación federal en su resolución final- la administración estatal emprendió, para empezar, esquemas de capacitación continua y cursos de formación básica para la contratación de nuevo personal.

También concretaron convenios de colaboración y ampliaron temáticas en materia de perspectiva de género, derechos humanos, igualdad sustantiva y trata de personas.

Ahora, y como consecuencia de esas acciones, existe un banco estatal de datos y se elaboró un protocolo único para la atención e investigación de los delitos relacionados con actos de violencia contra las mujeres, incluyendo violencia sexual, feminicidio y trata de personas.

La semana pasada, también, inició la operación del Centro de Justicia para Mujeres y se mandó un paquete de iniciativas al Congreso local para armonizar la normatividad estatal con la federal.

Si bien no se emitió la declaratoria que demandaba la ONG que encabeza la panista ex diputada federal poblana Violeta Lagunes, la entidad seguirá en constante evaluación de las acciones aplicadas para frenar la violencia de género porque queda claro que además de voluntad política también se requiere de la conciencia ciudadana para denunciar estos delitos.

Los 13

Los 13 municipios considerados como focos rojos por la agrupación “Todos para Todos A.C” son:

Apizaco, Acuamanala de Miguel Hidalgo, Chiautempan, Contla de Juan Cuamatzi, La Magdalena Tlaltelulco, Papalotla de Xicohténcatl, Santa Catarina Ayometla, San Lorenzo Axocomanitla, San Pablo del Monte, Teolocholco, Tenancingo, Xicohtzinco y Zacatelco

De la lista anterior, bien cabe preguntar, qué están haciendo los alcaldes para combatir desde la trata hasta la violencia de género, es claro que no toda la responsabilidad debe ser nada más del ejecutivo estatal.

Violenta Lagunes

A colación del tema, llama la atención el cinismo y la doble moral con la que se conducen las integrantes de la agrupación “Todos para Todos”, tal parece que ellas sí, lucran con el género para sacar raja política.

Aún recordamos a la ex diputada federal panista Violeta Lagunes ocupando los titulares de la prensa nacional en 2006 cuando “defendió” a botellazos la Tribuna legislativa del perredista Víctor Varela.

Sí, recurrió a la violencia en aquella ríspida sesión de noviembre, ¿no es eso doble moral?, por si fuera poco, basta revisar la prensa de los últimos años para constatar que no es nueva la conducta incongruente de Lagunes.

En el plano local se le sumó la ex perredista Eréndira Jiménez, la misma que como diputada local fue evidenciada por ocupar –con su camioneta último modelo- cajones de estacionamiento destinados para personas con alguna deficiencia física.

Las dos buscan fines político-electorales de cara al 2018, la tlaxcalteca anda en franca promoción porque quiere ser senadora por Morena.

¿No es eso lucrar con el género?

Positivo

El fin de semana la agrupación perredista Nueva Izquierda me invitó, al igual que al director del diario digital 385 grados, Edgar García, junto con académicos, a un foro para opinar sobre las alianzas electorales, en particular la que impulsa el PRD con el PAN.

El ejercicio abrió el debate y, debo reconocer, los amarillos aguantaron la crítica aunque más de uno apretó los dientes o cambiaba su rictus.

Es favorable que los partidos se abran a la opinión y los cuestionamientos, de frente y sin temor, ojalá el resto de los institutos políticos hagan lo mismo porque ya estamos cansados de que sus liderazgos crean tener las verdades absolutas y lleguen así a malgobernar.