Érase una vez
4 de Agosto - 2017

Por Edgardo Cabrera

El cuento de que “ahora sí” dejarán de lado intereses electorales, particulares o de facción en el Congreso local es sólo eso: un simple cuento.

En lo que fue la segunda sesión del segundo periodo ordinario, como suele ocurrir, los diputados ocuparon la Tribuna para hastiarnos de buenos deseos.

Ofrecieron “trabajar”, “agotar la agenda” y “no manchar” la dinámica legislativa ante el proceso 2018.

La realidad será distinta y eso se los apuesto desde hoy, para empezar, más del 50 por ciento de los asambleístas sueñan con la reelección y por eso muchos andan urgidos de reflectores, aunque sea sólo para prometer TRABAJAR, algo que están obligados a hacer, porque para eso les pagamos.

El otro tanto, quienes no quieren la reelección, utilizan el Congreso como trampolín para ir en pos de una diputación federal o senaduría.

Que quede claro, no cuestiono sus aspiraciones legítimas para participar en las elecciones del 2018, sino que nos traten de dorar la píldora al decir que sus pretensiones políticas no empañarán el trabajo legislativo y para muestra un botón, o en este caso, un diputado.

Fredy electorero

El perredista Fredy Cuatecontzi Cuauhtle revivió el asunto de los presidentes de comunidad, una vez más se rasgó las vestiduras en demanda de que les regresen el voto en los cabildos y con ello devolver la figura del cuarto nivel de gobierno que le hizo tanto daño a Tlaxcala, para empezar, al ampliar la burocracia y el gasto público para mantenerla.

La realidad es que el amarillo legislador busca la reelección y quiere ganar las simpatías de los presidentes de comunidad del distrito VIII, con cabecera en Contla.

Sabe muy bien que carece de los votos suficientes para que prospere la iniciativa, el bloque oficialista que encabeza el PRI la rechaza, en tanto que el PAN no ve con buenos ojos regresar al pasado, sin embargo Cuatecontzi mantendrá la bandera para ganar reflectores.

En contraste, el mencionado legislador enmudeció ante las denuncias de nepotismo en los que presuntamente incurren desde el alcalde de Contla, hasta los regidores, pasando por la síndico, quejas que no son nuevas y de las cuales no se ha tomado la molestia de hacer algo a favor de sus representados.

El asunto es que tanto Fredy como el presidente municipal, Miguel Muñoz, comparten partido, el PRD, por lo que de esas anomalías ¡ni hablar!

Sigue la cuenta

Los accidentes en las carreteras federales de Tlaxcala siguen imparables, la cuenta ya la perdimos pero diariamente se reporta al menos un hecho con saldo trágico o con daños cuantiosos a la infraestructura.

Los asaltos también siguen sumándose a la nada honrosa lista que mantiene a la entidad entre las de mayor incidencia de este delito a nivel nacional.

Aún cuando nos encontramos en pleno periodo vacacional, seguimos sin ver presencia de Policías Federales, solamente aparecen cuando la desgracia ya ocurrió.