PRI: el gran perdedor en el Congreso
16 de Julio - 2017

Por Carlos Carreón Mejía

Previo a iniciar con este artículo semanal a través de este importante medio, quiero expresar mi más sincera felicitación a Edgardo Cabrera y a su equipo de profesionales, quienes el viernes pasado celebraron cinco años de la creación de gentetlx.com y diez años de la columna El Circo, un referente obligado en cuanto al género de opinión en el estado se refiere. Les deseo que sigan los éxitos y que vengan muchos años más. ¡Enhorabuena!

La semana pasada se votó en el Congreso del Estado la aprobación del Plan Estatal de Desarrollo (PED) enviado por el titular del ejecutivo local, donde quedó en evidencia una sola cosa, la alianza legislativa entre las fuerzas opositoras al PRI, va rindiendo frutos desde la sede de Allende 31, a través de una alianza legislativa que le entregue buenos resultados a los tlaxcaltecas.

Si bien es cierto que el PED finalmente fue aprobado, también es cierto que los números de la oposición han crecido. Esta vez, el Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo y Morena, votamos en contra de la carta de buenas intenciones que envió Marco Mena al Congreso Estatal.

La coincidencia entre la fuerza opositora al gobierno de Mena, no es sólo de forma, sino de fondo. Los Grupos Parlamentarios y actores que mencioné antes, coincidimos en que el gobernador del estado violentó el procedimiento, ya que, como lo estipula la norma, el PED tiene que ser primero presentado y aprobado por el legislativo local, y después debe ser publicado por el gobierno del estado. Aquí fue al revés, primero fue presentado y después fueron informados los diputados locales.

Por si fuera poco, y pese a que existe un procedimiento legal previamente establecido, la convocatoria para la sesión fue enviada a destiempo y sin firmas de absolutamente ningún diputado integrante de la mesa directiva, lo que corresponde a una segunda y evidente falta forma en el procedimiento. No es posible que el titular del ejecutivo local sea el primero que violente la ley, pese a que se desempeñó como diputado local.

Pero el asunto no para ahí; resulta que el PED tiene severas fallas ya que parece más un ensayo que un plan, al carecer de una interpretación de las cifras, un análisis profundo de la situación en la que se encuentra Tlaxcala, así como una falta de la temporalidad de los plazos para alcanzar las metas que plantea; dicho sea de otra forma, el Plan Estatal de Desarrollo no es medible.

La votación ocurrida en el Congreso del Estado entorno al Plan Estatal de Desarrollo, pone en un lugar visible el interés que tenemos como oposición responsable, así como los intereses -muy personales- y al margen de la institución que algunos otros evidenciaron la semana pasada. En Acción Nacional tenemos claro, que la construcción del frente amplio será de manera institucional y no personal, puesto que lo que buscamos no es una simple alianza electoral, sino una alianza de gobierno, y esa se construye solamente a través de las instituciones.

El PED de Marco Antonio Mena Rodríguez fue votado por apenas quince de los diputados presentes; es decir, prácticamente la otra mitad del Congreso del Estado se volcó en contra del Plan Estatal de Desarrollo, lo que también da una muestra de que una votación con mayoría calificada, no sería asunto fácil para el gobernador.

Llamó la atención también que quien sí lograr unanimidad en la votación de aquella sesión, fuera el ex gobernador Héctor Ortiz, para que se incluyera en el Plan Estatal de Desarrollo la culminación de la Plaza Bicentenario, asunto que el PAN respaldó, pues se necesitan más espacios para fomentar la cultura en nuestro estado.

Los actores y las fuerzas políticas que coincidimos en la votación de la semana pasada, es también una muestra clara de que como oposición estamos construyendo un camino juntos que permita sacar al PRI de Los Pinos en 2018, donde también encontramos una vital coincidencia.

Los intereses que como oposición nos mueven, son los mismos intereses de los tlaxcaltecas: que tengan más seguridad, mejor acceso a la salud, educación de calidad y empleos mejor pagados. ¿Se puede lograr? sí, y es urgente que se haga, puesto que el retroceso en el que el PRI ha sometido al país durante los últimos años, nos llama a la oposición a formar una sola fuerza política, cuyo fin no sea ganar elecciones a toda costa, sino gobernar bajo las coincidencias que como fuerzas políticas tenemos.

Le agradezco como siempre el favor de su lectura.