Civilizados
5 de Julio - 2017

Por Mauricio Hernández Olaiz 

Se han mostrado hasta ahora los dirigentes locales del PAN y el PRD; Carlos Carreón y Juan Manuel Cambrón, en el par de reuniones que han sostenido públicamente para allanar el camino al mentado FRENTE AMPLIO propuesto por sus dirigentes nacionales.

La gran pregunta es: ¿Hasta cuándo mantendrán dicha civilidad? La respuesta sólo dependerá de la temperatura nacional aunque sin duda la fiebre local también está en ebullición por lo que las reuniones de estos dos personajes no a todos tienen contentos.

Todavía recuerdo como Gelacio Montiel; en aquella visita “informal” de AMLO antes de las elecciones del 2012, con voz profunda y un volumen audible para todos, daba la bienvenida a las recién llegadas Lorena Cuéllar y Martha Palafox. “Bienvenidas, pero hay que hacer cola”….las intenciones de Montiel de aparecer en la boleta rumbo al senado se esfumaron semanas después, ahora con el frente amplio sus aspiraciones de nueva cuenta están en riesgo al igual que la de muchos perredistas y panistas de la tierra, pues al igual que Montiel se encuentran azules de la talla del ex edil Adolfo Escobar quienes no son cercanos a sus dirigencias locales y federales, por lo que el frente amplio; de consolidarse, les dejaría “chiflando en la loma”.

Pero el mentado FRENTE AMPLIO se ve, se siente, se oye tan utópico, quimérico, de lo fabuloso hasta se siente mítico, simplemente porque se ve en chino que ambos institutos puedan ponerse de acuerdo en lo más básico; que sería la elección de los candidatos, imagínese usted, amigo lector, cuando se trate de elaborar un serio proyecto conjunto de nación, de ahí lo fantasioso.

Ante las voces de militantes de peso en las tribus amarillas al manifestar que no se ven votando por una Margarita, Moreno Valle o el propio Anaya, muchos amarillos comienzan a desmarcarse de su líder Alejandra Barrales, misma situación en liderazgos blanquiazules que han dicho “primero muertos antes de apoyar a Silvano, Graco o hasta Mancera” por lo que los súper hampones de cada esquina; Jesús Ortega y Diego Fernández, han salido a manifestar abiertamente que no necesariamente el candidato a ocupar los pinos sea un militante partidista. ¿?’?

Tanto Ortega como el Jefe Diego han reconocido la posibilidad de que los candidatos puedan ser ciudadanos, sujetos de a pie como usted y como yo, los ungidos para enfrentar al temible Peje y a las huestes del inframundo tricolor, el objetivo es impedir que nos sigan gobernando los autoritarios priistas y los cuasi venezolanos morenos, así me suena ya no utópico, inverosímil, de ciencia ficción, de película del santo.

Y es que ya lo dice bien el de Macuspana… Ya parece que las cacas grandes de ambos partidos se van a romper el lomo para llevar al poder a ciudadanos comprometidos, ¡si cómo no!, si Chucha y Diega… ¿y sus calzonsotes?…Dicen que primero la nación…el frente amplio no es una coalición de partidos, es un esfuerzo conjunto por sacar a México del hoyo en el que ellos también nos han metido, ahora que no nos salgan con que muy demócratas, seguro algo sucio, turbio, raro, tramposo hay detrás del mentado FRENTE AMPLIO:

Yo no veo a Escobar y Montiel trabajando en mi candidatura al Senado, simplemente no los veo…ni a ellos ni al par de civilizados Cambrón y Carreón, los hermanitos reigual…ni a ningún militante azul o amarillo….No hay, no existe político que no trabaje sólo a favor de su estado, de su nación, todos operan con la finalidad de obtener algo, un hueso, un puesto, una posición, de lo contrario, de que chingados van a vivir si no saben; la mayoría, hacer otra cosa, por lo anterior el frente amplio es tan solo un proyecto de buena voluntad elaborado por personajes de muy mala voluntad.

Interesante sería saber el acomodo planeado para los “ciudadanos” del frente amplio, pues mientras sus dirigentes estatales y locales le buscan la cuadratura al círculo, a quienes dicen combatir van cerrando filas y parece ya tienen bien definidas las estrategias de definición de candidatos y de la lucha electoral, las palabras del Gobernador Mena han sido escuchadas y tomadas en cuenta, ni frentes amplios ni prietas jugadas les arrebataran el control de los congresos federal y local, el PRI de Mena va a dar guerra; que no el del Profe.

Por su parte los Morenos también recomponen su estructura local, siguen sin poder creer como luego de dos victorias contundentes de AMLO en Tlaxcala y del crecimiento de la regeneración nacional en todo el país, su Morena no haya ganado ni una pinchurrienta presidencia municipal en las pasadas locales, bueno apenas ganó una de comunidad y en elección extraordinaria.

Dicha recomposición por supuesto dejará fuera a los súper operadores Palafox de la contienda, aunque hay varios recién llegados que tampoco le harán mucho favor a las huestes del PEJE, si Lorena logra imponer a su Cánovas y Herrera Murga, es probable que corran la misma suerte que en su campaña a la gubernatura, pero ya sabemos que el Peje no es lagarto, pero le encanta rodearse de ellos, por ello pese al crecimiento monumental de Morena, la terquedad del de Macuspana en Tlaxcala; primero con Martha y ahora con Lorena le podría llevar a perder; por vez primera Tlaxcala, sobre todo con la fiereza que Mena ya prometió operará para la victoria del que será el alfil tricolor ( Narro, Nuño, Meade, Beltrones, Osorio Chong, Clavillaso, Cantinflas, El Chavo, Derbéz, Chapoy, Mil Mascaras, o el que usted quiera agregar).

@olaizmau