Rubí, el quinceañero
16 de Mayo - 2017

Pérez anda como quinceañera, después de 3 años de estar lejos de los reflectores, regresó a la farándula política. Los Gutiérrez andan desatados promoviéndose, dicen que cumplieron sus promesas de campaña cuando detentaron el poder, ¡ajá! Insensibilidad mostraron en Santa Cruz al minimizar un fallo en un juego mecánico que dejó una decena de heridos

Por Edgardo Cabrera

El ex alcalde capitalino, Pérez anda como auténtica quinceañera, después de 3 años de estar al margen de los reflectores, desde hace algunas semanas regresó a la farándula política.

Para no ir muy lejos, se le vio en el mole de Santa Cruz Tlaxcala junto al presidente municipal, el independiente Miguel Ángel Sanabria Chávez.

Al calor de la fiesta realizada en plena presidencia municipal, Pérez se soltó de la lengua ante los comensales –que tuvieron el infortunio de estar en la misma mesa- y durante su largo monólogo una y otra vez aseguró que su vida política no terminó y que, por el contrario, trabaja en un nuevo proyecto.

Aunque evitó precisar cuál es su nueva aspiración, lo cierto es que el ex edil no quita el dedo del renglón de convertirse en el sucesor de Anabel Alvarado en el segundo distrito y alcanzar la curul federal.

Para ello trabaja en lograr el apoyo de los alcaldes de la jurisdicción federal, sin embargo ese no es el camino, no perdamos de vista que en el PRI las candidaturas federales serán decididas por Peña Nieto y que los gobernadores serán consultados, amén de que Marco Mena ya llamó a los acelerados a meterle freno a sus pretensiones.

Descarados

En eso de los acelerados a un cargo de elección popular, en el azul no cantan mal las rancheras, los hermanos Gutiérrez andan desatados promoviéndose con el cuento de que cumplieron sus promesas de campaña cuando detentaron el poder, ¡ajá!

Uno sueña con la diputación federal (pluri), aunque eso implique seguirle atizando bajo la mesa a su mentora, y el otro ya se vio como legislador local.

Nada más recordemos que el ex levantadedo fue acusado de desfondar las finanzas del ente que presidió en su último año de gestión, amén de que los trabajadores se la tienen guardada por no entregarles completas sus prestaciones, entre ellas las de fin de año, y ya no hablemos de aquellos a los que corrió sin pagarles su finiquito.

Al otro, quien se sació hasta más no poder de la pobre abundancia de Apetatitlán, tendrá que rendir cuentas por las malas finanzas que heredó, así como por el funcionamiento de una “caja de ahorro” con la que estafó a los trabajadores con más de 1 millón de pesos.

Aún así, los hermanitos reigual tienen el descaro de promoverse incólumes y chambelanes de la esposa de Calderón.

Gracias a dios….

Una evidente falta de sensibilidad mostró la administración de Santa Cruz Tlaxcala al minimizar un fallo en un juego mecánico que dejó al menos una decena de heridos.

El juego conocido como tómbola colapsó y se vino abajo, durante varios minutos quedaron atrapados los tripulantes hasta que fueron rescatados por equipos de seguridad.

Lo preocupante es que para policías y funcionarios “gracias a dios no pasó a mayores”, ¡pues qué esperaban! MUERTOS.

El incidente simplemente develó la ineficacia del equipo de Protección Civil al no revisar las condiciones de seguridad de los juegos mecánicos y la falta de pericia para atender una emergencia.