*

Facebook Gentetlx Twitter Gentetlx RSS Gentetlx Google+ Gentetlx

¿Víctimas o culpables?


Por Ranulfo Rojas Bretón

La lucha de la mujer por ser reconocida, respetada, valorada y por lograr lo necesario para un desarrollo en igualdad de condiciones como las que tienen los hombres ha sido muy difícil y a pesar de los logros –que también son evidentes- aún persisten actitudes machistas y últimamente la misoginia ha estado más presente, tan así que se cuentan muchos casos de “feminicidio” en nuestra patria.

Sin querer hacer a un lado las luchas que se enfrentan, me parece que los temas pendientes en la vida ordinaria pasan mucho por cosas más sencillas y que tal vez por sencillas se sientan complicadas. La realidad que se vive en la convivencia social y que muestra claros signos de violencia contra las mujeres hacen que me haga varias preguntas: ¿De verdad son los hombres los necios que acusáis a la mujer sin razón, sin saber que sois la ocasión de lo mismo que culpáis? ¿De verdad son los hombres “en estos tiempos” los únicos culpables o la mujer tiene mucho que ver en ellos? Insisto en matizar “estos tiempos” porque el avance social y jurídico en el campo es muy evidente; hay leyes protectoras de la mujer desde niña, adolescente y adulta muy duras en contra de quienes las violenten, pero… siempre hay un gran pero… la aplicación y cumplimiento aún están lejos. Y de todo esto ¿El único culpable es el hombre? Me parece que no es el único culpable y no sé si sea el mayor culpable.

Me sorprende conocer a mujeres brillantes profesionalmente, mujeres que desarrollan un liderazgo importante, que incluso guían y aconsejan a mujeres; que conocen a la perfección sus derechos y que son capaz de enseñar lo dañino que es la violencia de género e incluso saben de las posibilidades legales y de asistencia social para favorecer el respeto a la dignidad y respeto de sus derechos; son mujeres no de clase baja y que tampoco carecen de formación académica, más aún, son mujeres de familias estables, pero, algo ha pasado en sus vidas que tal vez sin darse cuenta fueron permitiendo ciertas violaciones a cosas que pensaron “eran menores” o “detalles sin importancia” o “expresiones de amor” y dejaron que les limitaran sus actividades, que dejaran de estudiar, que dejaran de trabajar, que no visitaran a su familia, que no salieran con sus amigas, que no tuvieran secretos y dejaran abierto su celular, que le dieran a su pareja su contraseña de Facebook, o del celular, en fin, que permitieran les revisaran sus bolsos, su celular, su cuenta de Facebook, o sea, casi sin darse cuenta fueron perdiendo privacidad y libertad y se fueron convirtiendo en esclavas pues para todo tenían que solicitar permiso y esperar que se los dieran. Algunas permitieron que les levantaran la voz, que las ofendieran, que las golpearan e incluso fuesen violentadas sexualmente, bueno, muchas de ellas incluso son engañadas y ellas conocen y aceptan el engaño sin hacer nada más que “llorar su tragedia”. Así las cosas, se convierten en mujeres que han perdido su dignidad y hasta la vergüenza.

¿Por qué no han sido capaces de romper esas cadenas invisibles pero muy sensibles? Les pasa lo que a los elefantes en su domesticación. Cuando empieza la relación de pareja les sucede lo que a los elefantes cuando son bebés, les atan la pata a un clavo muy fuerte para su edad y él comienza a tirar con fuerza pero no logra liberarse de su atadura, lo intenta y lo intenta hasta que finalmente se cansa y se queda con la firme idea de que eso es imposible, así cuando crece en tamaño y fuerza, su instinto le señala la imposibilidad de liberarse y ya jamás hace el intento, ¿Qué ha pasado? Se acostumbró y se domesticó. Su fuerza es muy superior a la cadena y al clavo, pero su creencia es que liberarse es imposible.

Tal vez, muchas mujeres que sufren tipos de esclavitud, no se han dado cuenta de su fuerza, y creen que liberarse es imposible y no hacen ya nada por intentarlo más que resignarse y sufrir con cada violación a su dignidad y a sus derechos. Según yo, aquí si hay cierta culpabilidad porque hay información a montones y personas y amigas que les hacen ver tantas cosas pero lamentablemente se ciegan y espera un milagro que no sucede porque el milagro sería que decidieran comenzar a liberarse. Terminan según yo, teniendo culpa de lo que les sucede.

Publicado el 6 de Marzo - 2017 - 2:16 pm | Por | Con las siguientes etiquetas: , ,
Edgardo Cabrera

Más de 70 por ciento de los tlaxcaltecas desconfían de las instituciones; partidos, diputados y el ITE padecen la peor calificación. En los municipios consideran que proliferan las malas prácticas tan es así que no le confiarían las llaves de su casa a los alcaldes. La Iglesia la que goza de la mayor confianza de […]

29 de Mayo - 2017 - 4:00 am
Opinión

Por Ranulfo Rojas Bretón El ver a personas triunfadoras en todos los ámbitos de la vida se convierte en una gran motivación para quienes vemos en ellos el camino del éxito porque no falta quienes ante el éxito de los demás se la pasan demeritando los logros o buscándole explicaciones muy simplistas. Así, cuando alguien […]

29 de Mayo - 2017 - 4:13 pm

Por Carlos Carreón Mejía La semana pasada el poder legislativo inició con el proceso de evaluación de quienes integrarán el Consejo Consultivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, así como del próximo presidente de dicho organismo autónomo, luego de un largo proceso de impugnación que detuvo dicho trámite desde la legislatura pasada. No es […]

28 de Mayo - 2017 - 10:20 am