A la Verónica: Segundo Aire
22 de Enero - 2017

Por Gerardo E. Orta Aguilar

El torero de Apizaco, Rafael Ortega está en un repunte de su actividad taurina. Recientemente anunció su regreso a la plaza de toros de Tlaxcala en un mano a mano con el también tlaxcalteca José Luis Angelino, quienes lidiarán una corrida de Piedras Negras.

La presentación de los toros de la dehesa de Marco Antonio González Villa, también representa el regreso de esa ganadería al pequeño coso tlaxcalteca después de varios años de ausencia.

Piedras Negras es una de las ganaderías más emblemáticas del escenario taurino local, nacional e internacional, sin embargo, ha sido absorbida por la “globalización” taurina, y sus toros bravos cada vez se ven menos en las plazas.

Recientemente el matador de toros apizaquense Rafael Ortega toreó un festival benéfico en Tenango del Valle, Estado de México, en donde cortó dos orejas.

La “espinita” de seguir toreando no escapa a toreros como Ortega, quien después de probar suerte en dos ocasiones en la política local, aún mantiene la iniciativa de seguir toreando.

La corrida que se diseñó para su regreso en la plaza Jorge Aguilar El Ranchero, también incluirá al rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, quien matará dos toros de Fernando de la Mora.

Buen presagio 

En una reciente tertulia ganadera, el ayuntamiento de Huamantla anunció que será quien organice los festejos taurinos para la feria 2017 del municipio mueganero.

Si analizamos el anuncio desde el punto de vista de los paupérrimos espectáculos que las empresas a las que se concesionó los festejos taurinos en años anteriores, es un anuncio positivo.

La afición tlaxcalteca ya está cansada de que empresarios foráneos vengan a pintarle la cara con toros que en realidad son novillos.

No solo eso, el alcalde de aquella demarcación Jorge Sánchez Jasso, anunció que la intención de que el ayuntamiento sea quien organice los festejos, recae en la necesidad de transparentar recursos y que el dinero que se obtenga se destine a programas sociales.

El prietito en el arroz es que, evidentemente, habrá que cuestionar qué tanta experiencia tendrá el ayuntamiento para la nada sencilla tarea de organizar un festejo taurino.

El alcalde seguramente requerirá de la asesoría de alguien que haya incursionado en el mercado taurino, veremos si no hay lío en esta parte y finalmente, caemos en lo mismo de siempre. Mientras tanto, tienen el beneficio de la duda.

 

Correo: eros252000@gmail.com

Twitter: @gerardoorta

Facebook: /gerardo.ortaaguilar