Artículo 87
19 de Enero - 2017

Por Mauricio Hernández Olaiz

¿Letra muerta? Seguro. No recuerdo uno solo que haya guardado o respetado la constitución ni las leyes que de ella emanen, es tan solo un mero protocolo, una costumbre ambigua, un requisito para poder portar la banda presidencial.

Tampoco recuerdo a un presidente que haya ocasionado que tantos “ciudadanos” soliciten, exijan, que se haga valer el “si así no lo hiciere, que la nación me lo demande”, la nación demanda la renuncia de Peña Nieto, está claramente estipulado en el 87, sin embargo, insisto, es letra muerta.

Y creo lo está porque así conviene a los intereses en el poder, finalmente ellos son los que pueden de verdad demandar el retiro, pero no lo harán porque finalmente el ejecutivo está haciendo lo que tiene que hacer, mantener el status quo, como lo han hecho sus antecesores, esos que gobernaron antes de las redes sociales, y es que es Peña el primer presidente de la era del trending topic, del #Hashtag, de las tendencias, de la era viral.

Los esquemas de control del gobierno han sido totalmente superados por el poder de las redes sociales, antes era pan comido controlar la información, de lograr que televisa manipulara a diestra y siniestra, hoy Peña se abruma y la de Chapultepec 18 se desnuda, luego de ser tan clara, tan abiertamente evidenciada, pese a litros de tinta en el pasado que así lo denunciaban, pero ahora no es pretexto especulativo, es evidencia incontrovertible, así como el cada vez más escuchado “Fuera Peña, la nación te lo demanda”.

Dicen que el presidente ha sido dejado solo, que su gabinete está enfrentado, también las redes circulan fakes, lo que si se siente es la animadversión generalizada por el otrora copete guapetón, hoy ni las monex le regresan un miserable punto porcentual de popularidad. Mientras que las voces exigen carestía también en el gobierno, unos, más por afanes electoreros a futuro que por deseo sincero se bajan el sueldo, Peña no, ¿Para qué?, eso no le va a regresar al gusto ciudadano, mucho menos los miles de millones de pesos gastados para su promoción en medios, el dinero peor gastado de la historia moderna de la nación.

Cada peso en publicidad presidencial es un peso tirado a la basura, pero no se avizora recorte en el rubro, antes muerto que sencillo afirma el del grupo Atlacomulco, pese a que la nación se lo demande- ¿Letra muerta? Por supuesto, el 87 es solo referente que seguro no generará precedente, no con Peña, como no lo hizo con los Duarte, Borge, Herrera, y tantos y tantos otros que hoy viven de sus juramentos que no valieron, no pesaron, no trascendieron.

Algunos se movilizan y falta el de febrero, no hemos visto nada, el gasolinazo solo va en su primer capítulo, pero la resistencia civil inteligente sigue ausente, como el respeto al 87, muchos se indignan por que Videgaray afirmó que cobrará harto por aprender como canciller, esos mismos hipócritas que tienen asesores de más de 100 mil pesos en el senado y que no se bajan el sueldo pese a que en su momento también se afirmó que estaban aprendiendo.

La nación podrá demandar lo que quiera, o aunque sea lo que pueda, de lo perdido lo encontrado, pese a que no sea suficiente.

Ya son varios estados los que anuncian recorte, por acá no habido nada, no que yo sepa, dicen que ya no hay nada que recortar, apenas para operar y cobrar sus sueldos, la nómina es sagrada dicen, por lo menos la del gobierno, porque la del resto está en juego repartida en luz, gas y gasolina, algunas cebollas y un poco de arroz, del importado, que es más barato.

La nación nos demanda congruencia, pero de esa tampoco hay.

@olaizmau