Donde fueres…… Haz lo que vieres
2 de Noviembre - 2016

mauricio_olaiz

Por Mauricio Hernández Olaiz

Conocido refrán que recomienda, por educación, acomodarse a las costumbres y usos del país en el que uno se encuentra. Esto lo aplicaron a la perfección los comisarios y director de carrera del pasado Gran Premio de México, además de varios de los pilotos participantes.

Soy seguidor de la Fórmula Uno desde que tengo uso de memoria, incluso he tenido la oportunidad de cubrir periodísticamente algunos grandes premios incluyendo el del pasado domingo, nunca antes había sido testigo; en Fórmula uno, de tantas violaciones al reglamento de carrera, nunca había visto que a uno se les aplicara sanción y a otro no por la misma falta, nunca había escuchado pretextos y justificaciones más surrealistas para justificar sus acciones o no acciones, en otras palabras las autoridades de la máxima categoría actuaron a la mexicana.

Si amigo lector, en México, hasta el evento internacional más importante puede caer en las omisiones y violaciones a la ley dependiendo del tamaño del personaje, simplemente actuando en concordancia con los usos y costumbres de México, sobre todo cuando se trata de su clase política.

No importa que a uno se le demuestre claramente que cayó en conflicto de interés, abuso de confianza, tráfico de influencias, presta nombres por doquier para adquirir casas blancas a cambio de contratos gubernamentales, si eres el ejecutivo de la nación de apellido “Hamilton” para ti no habrá sanción, como si la habrá para un pez menos gordo (políticamente hablando) que hizo prácticamente lo mismo, ahí si…todo el peso de la ley pues te apellidas “Verstappen” y solo gobiernas Veracruz, bueno hasta de la escudería te corren por tramposo…

Si…a Lewis Hamilton ni lo investigaron por robarse dos curvas, las mismas que Max Verstappen se robó y que le costó quedar fuera del pódium de triunfadores. Es cierto, el piloto holandés violó el reglamento, la sanción era merecida, que lo busquen hasta debajo de las piedras, que regresé lo que se transó, que vaya a prisión…pero ¿Por qué no se sancionó a Hamilton por la misma falta?…la impunidad a la mexicana en el gran premio mexicano.

No podía yo dejar de notar las similitudes con las que el ex secretario de la función pública; Virgilio “El Hobbit” Andrade, justificaba las acciones para ex culpar a su jefe de las acusaciones que pesaban en su contra, con las que Charlie Whitting daba para no sancionar a Hamilton, ambas surrealistas, acomodadas a conveniencia y por supuesto sin sustento. Todo se reducía a que uno sacó ventaja del adversario, el otro no ¿¿???.

Nico Rosberg es el Panista del cuento (Margarita, Ricardo o Rafael, el que le agrade), me percato de la falta pero hago como que no pasa nada pues yo también he cometido la misma violación en el pasado, mejor que no le rasquen al asunto pues aspiro al campeonato (presidencia).

Sebastián Vettel es como el peje de las carreras, denuncia las violaciones, las crítica, dice de leperadas por todos lados, mienta madres, acusa a la mafia del poder de la F1, pero resulta que él también ha violado el reglamento, sobre todo cuando no declara con veracidad sus riquezas…. no deja de exhibir su doble moral y sus argumentos a modo.

“Checo” Pérez, el mexicano en contienda, fue el único que no actuó a la mexicana, se salió de la pista en el mismo sitio que Hamilton y Verstappen, pero a diferencia de los anteriores no avanzó comiéndose las curvas, decidió frenar, regresar y volver por donde se salió, al término de la carrera manifestó sobre el hecho de que “pudieron penalizarme o no si me hubiera comido las curvas, pero NO ERA LO CORRECTO, por ello decidí regresar”.

Desafortunadamente en este país las buenas acciones y el respeto a las leyes y reglamentos se premian con un décimo puesto pese a todo tu esfuerzo, sin duda alguna se necesitan más “Checos” en la clase política, ¿serán acaso los independientes? Pero independientes de verdad, ciudadanos serios y trabajadores con el curriculum adecuado, no políticos corridos de “n” partidos, o periodistas chayoteros en busca de poder, ex funcionarios “famosos” o ex candidatos sin apoyo.

Así pues el Gran Premio Mexicano cumplió con las expectativas y como pocas veces la Fórmula uno y sus intereses se equipararon a los de la sede que le tocaba en cuestión, Donde fueres….Haz lo que vieres…Nunca tan claro, Nunca tan eficiente.

@olaizmau